La lista y el listo de Spike Jonze

El cineasta estadounidense presenta su última película, ‘Her’, que opta al Oscar El director confirma su fama de entrevistado peculiar

El director estadounidense Spike Jonze, en Roma, en noviembre de 2013.
El director estadounidense Spike Jonze, en Roma, en noviembre de 2013. Alessandra Benedetti (Corbis)

Antes de entrevistar a Spike Jonze (Rockville, Maryland, 1969) le recomiendan a uno que no afronte el tema de los Oscar. Otro aviso subraya que la charla será “más como una conversación”. “No se sorprenda si él también le hace preguntas”, añaden.

En efecto, el director pregunta. Otra cosa es no quedarse sorprendido. El tema en cuestión es, básicamente, de dónde ha sacado la idea para su última película, Her —que opta al Oscar a mejor filme y se estrena hoy en España—. “¿Al entrar no le han dado un papel con cinco o seis preguntas y respuestas? Ah, es que hay algunas cosas a las que ya he contestado mil veces”, es la reacción de Jonze.

Ya sea auténtica o solo fruto de una broma —la productora asegura que el papel es “un mito”—, la supuesta lista da fe de un tipo poco dado a las entrevistas. Por lo menos a las convencionales. Dicen que le aburre hablar de sí mismo, de su pasado y de sus películas. De acuerdo. Entonces, para variar, intentemos un reto. ¿Sería capaz de resumir su último trabajo en 15 segundos? “No puedo. Es que me ha costado tres años y puse en ello todo mí mismo”.

A falta de la síntesis del director, se puede decir que Her trata de un hombre que, en un futuro más o menos próximo de evolución tecnológica y regresión estilística —ver los pantalones que llevan los personajes para creer—, arrastra una existencia anodina, donde lo más fascinante es su trabajo en una empresa de escritura de cartas para los demás. Hasta que Theodore (Joaquin Phoenix) instala en su ordenador un sistema operativo híperinteligente del que poco a poco acaba enamorándose.

Cuesta pensar que en el hechizo no influya al menos un poco la voz de la máquina: la de Scarlett Johansson. Aunque al principio la elegida era Samantha Morton. De hecho, se llegó a rodar con ella. “Pero en fase de montaje nos dimos cuenta de que no funcionaba para lo que el personaje necesitaba”, ha revelado Jonze ya en tantas ocasiones que es mejor no preguntárselo. No vaya a ser que sea otra cuestión digna de la famosa lista.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sea como fuere, el director cuenta que tuvo la idea para Her hace 10 años, pero se puso a trabajar en ella hará unos cinco. En el fondo, él mismo asegura que es lento haciendo películas: “Creo que me doy tiempo para reflexionar sobre las cosas. Intento crear un espacio dónde la película crezca y llegue a ser todo lo que quiera. No busco lanzar un mensaje, sino más bien representar lo que estoy sintiendo y pensando”.

El propio Jonze escribió también el guion de la obra, una de las más originales en una edición de los Oscar caracterizada por adaptaciones de libros e historias reales. Pese a ello, y a una carrera cinematográfica entre lo indie y lo peculiar (Cómo ser John Malkovich, Jackass, Donde viven los monstruos), Jonze sostiene que no busca ser distinto y creativo a toda costa. “No me acerco a una idea porque sea original, sino porque me enamoro de ella. A veces tengo una ocurrencia para un filme y no vuelvo a pensar en ella nunca jamás. Y otras, en cambio, regreso a ella todo el rato, todos los días, desde que me despierto”, asegura el director.

Aunque, para ser exactos, esa etiqueta tampoco le cuadra: “No me veo como un cineasta, más bien como alguien que hace cosas. Junto una idea con cualquier medio en el que quepa”. Lo cierto es que de cosas ha hecho unas cuantas. Fundador de la revista de BMX Dirt, de la publicación de street-art Big brother, creador del programa Jackass y autor de videoclips míticos para tipos como Fatboy Slim y Kanye West, Jonze nada en distintos mares creativos. Es, por decirlo con las palabras de West, un “puñetero camaleón”.

Todo lo contrario que cierto cine de Hollywood, que más que modificarse encadena sagas con capítulos idénticos entre ellos. ¿Qué le parece a un director tan diferente? “No pienso en ello, sino en mi contribución, en hacer algo que sea genuino para mí. De todos modos, creo que hay muchas películas muy buenas. Como Frances Ha, lo último de Noah Baumbach [a España llegará en abril]. O las nominadas al Oscar de este año”. Y enumera algunas de ellas. ¿Cuál le habrá gustado más? Ni idea, no hay espacio para más preguntas. A saber si la respuesta está en la lista.

Sobre la firma

Tommaso Koch

Redactor de Cultura. Se dedica a temas de cine, cómics, derechos de autor, política cultural, literatura y videojuegos, además de casos judiciales que tengan que ver con el sector artístico. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Roma Tre y Máster de periodismo de El País. Nació en Roma, pero hace tiempo que se considera itañol.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS