Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Woody Allen y Carmen Maura en el Real

El director artístico del coliseo madrileño, Joan Matabosch, presenta la próxima temporada

El teatro articulará su programación con actividades paralelas en las principales instituciones culturales de Madrid

Por la izquierda, el director artístico del Real, Joan Matabosch, su nuevo director musical a partir de 2015-2016, Ivor Bolton,  su presidente, Gregorio Marañón y su director general, Ignacio García-Belenguer.
Por la izquierda, el director artístico del Real, Joan Matabosch, su nuevo director musical a partir de 2015-2016, Ivor Bolton, su presidente, Gregorio Marañón y su director general, Ignacio García-Belenguer.

Dos estrenos absolutos, muchas voces españolas, Woody Allen, Carmen Maura, La Traviata, Fidelio… Estos son algunos hitos de la programación que ha presentado el Teatro Real para la temporada 2015-2015. Una propuesta operística y de ballet diseñada por el nuevo director artístico del coliseo madrileño, Joan Matabosch, y que como adelantó EL PAÍS, en casi nada tiene que ver ya con el plan que tenía Gerard Mortier antes de ser relevado de su puesto a finales del año pasado. De aquella idea se conservan los dos encargos a compositores españoles –El Público, de Mauricio Sotelo, y La ciudad de las mentiras, de Elena Mendoza- y, según dio a entender Matabosch, también la reposición de Las bodas de Fígaro que montó Emilio Sagi el Teatro Real. La tercera vez en cinco años.

Aparte de esas tres piezas, la temporada se compondrá de cinco títulos más que hablan ya de la idiosincrasia artística de Matabosch, que esta mañana ha defendido su propuesta junto al presidente del Patronato, Gregorio Marañón, el director general, Ignacio García-Belenguer y el nuevo director musical del Real, Ivor Bolton. Además, al acto ha asistido representantes de diez de las principales instituciones culturales de Madrid como La Biblioteca Nacional, el Museo del Prado o la Fundación Juan March. Estas entidades colaborarán a partir del año que viene con el Real para dar continuidad a su programación a través de actividades paralelas en otros centros artísticos.

En lo que respecta al sello Matabosch, lo que pertenece estrictamente a su ideario operístico, destaca la presencia de muchas voces españolas a lo largo de todo el año que viene. Sylvia Schwartz, Elena Copons, José Manuel Zapata, María Bayo, Maite Alberola, Albert Casals, Vicente Ombuena… Todos ellos desfilarán por el escenario del Real que, además, se abrirá a audiciones para posibles contratos. Un método, explicó el nuevo director artístico, que le resulta de gran ayuda. Sin embargo, Matabosch rechazó entrar en esa apolillada y un tanto chovinista polémica a causa de la nacionalidad de los cantantes. Un debate que durante toda la etapa de Mortier muchos se empeñaron en avivar. “No quiero entrar en esa polémica. Será un cast de primer nivel y eso ayudará a proyectar la carrera de los españoles”, explicó.

En la programación destaca una   producción de la Traviata a cargo del director de escena David McVicar, que dirigirá en el foso Renato Palumbo. O un Fidelio ideado por Alex Ollé (de la Fura dels Baus) en el que cantarán Michael König y Adrianne Pieczonka, y cuya dirección musical recaerá en Hartmut Haenchen. Matabosch se detuvo también en la presentación de Death in Venice, de Benjamin Britten, que se verá en diciembre de este año. Quizá uno de su proyectos más personales.  “La puesta en escena es excepcional. Por su depuración. Lo importante no es lo que pasa en Venencia, sino lo que pasa por la cabeza de Gustav Ashenbach”, señaló respecto a la propuesta escénica de Willy Decker. Se trata de una coproducción con el Teatro del Liceo, donde ya se ha estrenado.

Otro de los atractivos, puede que más mediático que artístico, reside en el montaje de Goyescas y Gianni Schicchi que se representará conjuntamente a final de temporada (en junio de 2015). Woody Allen ha sido el encargado de la dirección de escena del segundo y se espera que comparezca para preparar el proyecto. Aunque, como bromeó el propio Matabosch, no está ahora mismo en su época más tranquila. Para la pieza de Enrique Granados se ha contado con José Luis Gómez para la dirección escénica y con Eduardo Arroyo como escenógrafo. Como nexo de unión entre ambas emerge un año más la figura de Plácido Domingo, que dirigirá la orquesta en Goyescas y cantará en Gianni Schicchi. Para este estreno, El Prado mostrará los cuadros de Goya que inspiraron a Granados.

A comienzos de temporada también habrá espacio para La fille du régiment, de Donizetti. El montaje, de Laurent Pelly, estará dirigido en el foso por Bruno Campanella y la protagonizará una Natalie Dessay en su debut escénico en Madrid. Una de las curiosidades de esta propuesta será ver a la actriz Carmen Maura estrenarse en el papel de la pérfida duquesa de Krakenthorp. En cualquier caso, todo eso sucederá a partir de septiembre de este año. De momento, todavía queda mucha de la presente temporada.

Más información