Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nunca el crimen tuvo tanto público

La BCNegra va camino de superar su mejor cifra de público, los 6.000 asistentes ávidos de crimen de 2013

Gente, por doquier. Ya no se trata sólo de las mesas-estrella, como ocurría hasta ahora. Ni tan siquiera es necesario que asista un autor extranjero a la misma de gran postín: el público acude igual y en masa a todos los actos. Por no librarse, no lo hacen ni las charlas de las intempestivas cuatro de la tarde de un día laborable.

Aún no hay cifras oficiales (termina el domingo), pero pasado el ecuador, es evidente ya que la novena edición de la BCNegra será, de seguir este ritmo, la más concurrida, superando los 6.000 asistentes de la pasada convocatoria, que fue récord. El evento, mayormente gratuito, se ha consolidado en plena crisis: con más ambiente (mesas y conferencias) que detectives de lujo (Andrea Camilleri, el padre del popular Montalbano, es el único grande entre grandes de este año), se ha hecho la multiplicación de los panes y los peces. “En el acto más flojo no había menos de 200 personas”, apunta el librero Paco Camarasa, comisario de BCNegra. El aforo de La Capella (donde se celebran buena parte de las charlas) es de 400 personas y se ha desbordado a menudo, como ocurrió con la pieza teatral representada el martes con los personajes de Camilleri.

Todo es oro (negro): se ha conseguido involucrar a nuevas instituciones, algunas tan serias como el Colegio de Arquitectos de Cataluña (donde la conferencia sobre si el urbanismo puede prevenir el delito apuntó potenciales e inquietantes relaciones entre el puerto y su influjo en la criminalidad del viejo distrito de Ciutat Vella). Y quizá por la extensión de la fiebre (las mesas redondas están abordando desde el ciberdelito a los crímenes —literarios— ocurridos en el Vaticano, pasando por el asesinato del periodismo), por vez primera se ha detectado “más gente joven junto a las mujeres, predominantes”, radiografía Camarasa. Y algo mejor: el evento empieza a generar “un incipiente turismo incluso de fuera de Cataluña que acude exprofeso”, constatan fuentes municipales.

BCNegra ya ha crecido este año en dos días. Quizá es la punta del iceberg de algo más. “Haremos una reflexión para mejorarla y darle aire”, apuntan prudentes desde el consistorio, felices con la relación impacto-precio (90.000 euros). Mañana aún queda la guinda: charla de Camilleri con sus lectores en la sala Barts, de las más grandes de la ciudad (900 personas). Los que se queden fuera lo considerarán un crimen.

Más información