Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gerard Mortier no injurió a López Cobos, según el juez

El exdirector musical del Real demandó al belga por declarar que le habían despedido por trabajar poco con la orquesta

El director de orquesta Jesús López Cobos. Ampliar foto
El director de orquesta Jesús López Cobos.

Gerard Mortier, entonces director artístico del Teatro Real, concedió una entrevista al diario austriaco Kurier en marzo de 2013 en la que, entre otras cosas, se refirió a la labor del otrora director musical titular del coliseo lírico madrileño desde 2003 a 2010, Jesús López Cobos. La conversación se produjo en el marco del estreno del Così fan tutte que dirigió Michael Haneke en Madrid. En un análisis de su labor al frente del Real, el periódico preguntó a Mortier acerca de su decisión de dejar el foso sin director titular durante su mandato. Este, según la transcripción del periodista, declaró que se despidió a López Cobos porque trabajaba poco con la orquesta. El enfado del aludido, claro, fue monumental y demandó al patronato del teatro, al periódico y al propio Mortier tras constatar que no habría ninguna rectificación. Además, reclamaba 50.000 euros por daños y perjuicios.

El Real se desmarcó de las declaraciones de su entonces director artístico y aseguró que las opiniones de sus directivos no eran las de la institución. Sin embargo, no accedió a emitir la rectificación oficial que pedía el batuta zamorano. Ayer el Juzgado de Primera Instancia nº 48 de Madrid notificó la sentencia del caso, en la que desestima íntegramente la demanda interpuesta por presunta intromisión ilegítima en el derecho al honor del director e impone el pago de las costas a López Cobos.

No se vulnera el honor

Según el fallo, por las declaraciones de Mortier “debe entenderse que se encuentra en el ejercicio del derecho de crítica en relación con la actividad profesional del señor López Cobos (...)”. Además, se apoya en el Tribunal Constitucional, que “tiene declarado en sentencia de 22 de mayo de 1995, que las personas con proyección pública han de aceptar como contrapartida las opiniones adversas y las revelaciones de circunstancias de su profesión como consecuencia de la función que cumplen las libertades de expresión e información”.

La sentencia va más allá y señala que “las declaraciones efectuadas por Gerard Mortier no revisten carácter injurioso, insultante o desproporcionado, debiendo prevalecer el derecho a la libertad de expresión sobre el derecho al honor que en modo alguno no ha vulnerado”. Esta vez, el Teatro Real, en un comunicado, ha declarado que “siempre ha considerado infundada la demanda de Jesús López Cobos”.