Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine ‘online’, más y mejor

El CCMad plantea un debate sobre el futuro de la distribución cinematográfica en Internet

Una imagen de la película 'indie' 'Todos tus secretos', de Manuel Bartual. Ampliar foto
Una imagen de la película 'indie' 'Todos tus secretos', de Manuel Bartual.

Flash-back a los ochenta. Al otro lado de las puertas, anaqueles y anaqueles llenas de coloridas portadas. Prometen, "¡Una aventura encantadora, loca, divertidísima!", como reza la de Los Goonies, o "¡Usted quería más! ¡Ahora hay más!", como se lee en la edición especial de Encuentros en la tercera fase. Flash-forward al año 2.000. Un monitor, una página web y miles de etiquetas para encontrar las películas más indie y las palomiteras de siempre. El videoclub de hoy en día se vive en la Red y está en pleno auge. "Yo creo que llevamos recorrido más de la mitad del camino", afirma Pablo Romero, director de Yomvi. "El cohete está despegando y vamos a vivir una revolución en este sector".

El debate sobre cuándo y cómo se producirá tal revolución se vivió ayer en el marco del CCMad de Madrid, festival de cine que exhibe películas con licencias Creative Commons en La Casa Encendida desde ayer y hasta el domingo. Andreu Meixide, codirector y director de programación del certamen, es más tibio que Romero en su valoración del presente de la distribución cinematográfica en la red. "Creo que el futuro va por aquí, especialmente con las herramientas 2.0 que potencian la interacción entre los usuarios", asevera Romero. "Pero hay una generación que ya tiene muy arraigado que el consumo de la cultura en Internet es gratis".

El mismo problema ve Haizea G. Viana, codirectora de Little Secret Film, una web que ofrece películas gratuitas de espíritu indie que captó el interés de Calle 13. "La distribución online a día de hoy no da dinero", afirma tajante Viana. "Y veo muy difícil que convenzamos a esa generación acostumbrada a piratear. A pesar de poner Obra 67 a un euro, había gente que prefería esperar a poder verla gratis. Yo creo que hay que trabajar con la siguiente generación, los nativos de Internet, y educarlos para que crean en que la cultura hay que pagarla". Viana se preocupa por la supervivencia de su propia iniciativa, porque, aunque ha tenido mucho éxito, depende de un patrocinio. Y no tiene claro que un pay-wall fuera a funcionar si este se acabara.

 Primeros minutos del film de Manuel Bartual 'Todos tus secretos' ofrecidos por Cinemanía.

Cómo ganar dinero también está en la mente de Manuel Bartual, dibujante de El Jueves y ahora también cineasta. "Ya sabes cómo es la gente, la picaresca que hay en España", explica Bartual, de buen humor. "Fuera está mucho mejor visto pagar. Pero aquí, cuesta".  Este joven director de 33 años presentó ayer en el CCMad Todos tus secretos, película para Little Secret Film que reflexiona precisamente sobre la relación entre sociedad e Internet usando un recurso de puesta en escena muy peculiar: en su arranque, la mayoría de la pantalla está en negro y vemos solo la ventana equivalente a la cámara de un portátil; luego se opta por el formato multipantalla. "Creo que era la manera adecuada para rodar una película de 80 minutos en solo seis días y que se adaptaba perfectamente a lo que quería contar. El rodar en planos secuencia nos permitió acortar los tiempos".

La distribución digital como laboratorio artístico es algo que interesa a Pablo Romero, director de Yomvi: "La revolución para los creadores es que han conseguido un prime time para obras independientes. En Yomvi le damos la misma visibilidad a una película de autor y presupuesto minúsculo que a una gran superproducción de Hollywood. Eso jamás había ocurrido". Pero Romero cree también que la ventaja de Internet es que convive toda la oferta, la indie, la palomitera y la más rentable: la infantil y juvenil: "Esta generación ha nacido con Internet. Son nativos, así que para ellos es de lo más natural ver sus películas en el ordenador o en una tableta". Aun así, el director de Yomvi coincide con sus compañeros de debate en que esta forma de ver cine no acabará con las salas. "Lo que nos espera es una convivencia. Inventarán mil y un formas de hacer el cine en pantalla grande más y más espectacular. No se trata de ir el uno contra el otro, sino de adaptarse a lo que pide el usuario y ganar el terreno perdido por no haberlo hecho en el pasado".

Romero es un firme creyente de que la revolución de las pantallas, especialmente las de los smartphones, harán de la exhibición online de cine uno de los grandes valores de la industria del cine. "En un año, hemos pasado de medio millón de descargas a la semana a más de 1.200.000. Estamos en el minuto uno del partido".

Más información