Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La secuela de ‘Guerra mundial Z’: Bayona se cita con Hollywood

El director español dirigirá el segundo capítulo de la película inspirada en el libro de Max Brooks

El cineasta se reunió con Brad Pitt, quien también protagonizará y producirá el nuevo filme

Juan Antonio Bayona, en un momento del rodaje de 'Lo imposible. Ampliar foto
Juan Antonio Bayona, en un momento del rodaje de 'Lo imposible.

Rechazó dirigir una de las películas de la saga Crepúsculo, porque el rodaje le hubiera coincidido con el estreno de Lo imposible, pero esta vez Brad Pitt le ha hecho una oferta que no ha podido rechazar. El flamante último premio de Cinematografía Juan Antonio Bayona será el director de la secuela de Guerra mundial Z, que volverá a protagonizar y producir Brad Pitt, a través de su empresa Plan B.

Esta madrugada The Hollywood reporter ha destapado el acuerdo entre el estudio Paramount Pictures, la productora Skydance y Bayona. El barcelonés aceptó el compromiso tras reunirse con Pitt. Todavía no hay nombre de guionista o guionistas encargados del guion, y por lo desvelado por la publicación especializada el mismo Bayona supervisaría el libreto.

Lo más curioso de esta continuación es que el rodaje de Guerra mundial Zque describe el esfuerzo de un exempleado de la ONU por encontrar al paciente cero de una pandemia zombi y así obtener una cura- fue un auténtico desastre artístico por las desavenencias entre el director, Marc Forster, y Brad Pitt, y la endeblez del guion, que cambió bastante radicalmente el material original en que se basaba la extraordinaria novela homónima de Max Brooks. Cuando acabó el rodaje en Europa y se montó el filme, las malas lenguas contaban que el metraje resultante a duras penas daba para un mediometraje, por lo que Pitt y Paramount contrataron a Damon Lindelof (Perdidos) para que creara un segundo y tercer actos nuevos, sesenta páginas más de guion que costó 15 millones más de euros. Antes Pitt había salvado a un extra en Glasgow de casi morir ahogado en una avalancha de zombis y en Hungría la policía decomisó 85 armas de la película: a las autoridades les puso muy nerviosas su excesiva verosimilitud.

Y tras superar los 180 millones de euros de presupuesto, con Pitt volcado en su promoción en Estados Unidos (llegó a estar en Atlanta, Filadelfia, Chicago y Austin el mismo día), pasear incluso por Madrid para atraer al público, Guerra mundial Z fue un éxito, tanto de crítica como de público, alcanzando los 500 millones de euros en taquilla. El argumento original del filme terminaba con una batalla campal entre hombres y zombis y sentaba las bases para una secuela; sin embargo ese final nunca se produjo porque no pareció del agrado de los espectadores, lo que descartaba la trama que se previó en un principio para la segunda parte: Pitt acababa feliz con su familia. Bayona deberá de estrujarse ahora la cabeza para reconducir la ya saga.

El barcelonés, mientras, trabaja estos días en la grabación en Dublín de los dos primeros capítulos de la serie de televisión para Showtime Penny Dreadful, que ha creado John Logan y producido Sam Mendes, y que mezcla diversos monstruos del terror clásico –Dorian Gray, Frankenstein, el conde Drácula- en un Londres victoriano.

Si la secuela de Guerra mundial Z se rodara como la primera en Europa para ahorrar costes, puede que Bayona también cuente como en sus dos películas –El orfanato y Lo imposible- con su propio equipo, sus excompañeros de la Escuela de Cine de Cataluña.

Más información