Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El flamenco se contacta en la Red

Una página web, creada por un sevillano afincado en Alemania, se dedica a crear vínculos entre profesionales del cante hondo

El bailador Carlos Rodríguez en un momento de la 'Gala flamenca' que clausuró el pasado Festival Flamenco de Londres.
El bailador Carlos Rodríguez en un momento de la 'Gala flamenca' que clausuró el pasado Festival Flamenco de Londres.

José Ramírez (1973, Sevilla) emigró hace cinco años a Alemania. No lo hizo por la crisis, aunque asegura que el lobo ya enseñaba las orejas en Sevilla, donde residía. Lo hizo porque tuvo un hijo con su pareja de entonces, una bailadora de origen turco afincada en Berlín, y quería estar cerca de él. Lo dejó todo y se mudó a la capital alemana, donde no tuvo problemas para encontrar trabajo: años atrás, entre sus idas y venidas como cantaor de flamenco por el mundo llegó a vivir un corto periodo de tiempo en el país y se había creado una buena red de contactos. Esa experiencia le dio una idea: crear una página web para que cualquier persona relacionada con este arte, desde cualquier parte del mundo, pudiera conectarse con otros también vinculados al cante hondo. Se puso manos a la obra y el resultado fue www.flamencomaniaco.com.

Sus conocimientos de informática son nulos. Lo primero que hizo, relata Ramírez por teléfono desde Dresde (Alemania), la ciudad donde actualmente vive, fue buscar a un especialista. El cantador tiró de su agenda de contactos de amigos para encontrar a quien que le pudiera hacer la página web por poco dinero. Su economía no daba para mucho. Un conocido de un amigo suyo, en la capital andaluza, se propuso para el proyecto, y le ofreció un coste muy por debajo del valor real del trabajo. A partir de ese momento comienza para Ramírez una serie de viajes entre los dos países cuya finalidad es sacar adelante el proyecto. “La página es una plantilla. No está terminada. Entre los viajes y los gastos del proyecto me estoy gastando mucho dinero”, asegura el cantador.

El siguiente paso es buscar financiación: “Hemos hecho un plan de empresa para ver si el proyecto puede ser subvencionado por alguna ayuda del Estado”, explica Ramírez. Si finalmente su idea sale a delante se instalará definitivamente en Sevilla para dedicarle todo el tiempo a la idea.

“Este es un proyecto que se va a dar en cuatro fases. Crear una red social y laboral es la primera de ellas”, asiente Ramírez, que no desvela los demás pasos. A priori, parece una más. Una de tantas webs que ponen en contacto a un colectivo determinado entre sí. Las hay para todos los gustos. Tan extravagantes como www.hatebook.org, que aúne a personas cuyo único nexo en común son las ganas de hablar mal de un determinado personaje; o, creada en 2004, www.asmallword.com, cuya finalidad es vincular a personas de alto poder adquisitivo.

www.flamencomaniaco.com.es un espacio virtual donde los usuarios pueden dejar sus comentarios, un mercadillo en el que puedes vender aquel viejo instrumento que tienes cogiendo polvo en un rincón de tu casa; en definitiva, una página web, más orientada a profesionales, donde estos y aficionados pueden establecer contacto entre sí, no con el fin de entablar amistad, que también, sino con el objetivo de servir de puente para posibles relaciones profesionales.

www.stage32.com, una red social que pone en contacto a guionistas y actores de todo el mundo o www.arqlantia.com, cuyos usuarios son profesionales de la arquitectura o diseñadores de interiores son otros ejemplos de estas páginas web especializadas. No es ocio, que también puede llegar a serlo, es una herramienta de trabajo y en ocasiones, una ventana al mundo laboral.