Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directora general de Cine admite que la situación del sector es “crítica”

Susana de la Sierra asegura que la caída presupuestaria impedirá el pago de ayudas

Rueda de prensa de la directora general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Susana de la Sierra, para explicar los presupuestos del ICAA para el presente ejercicio.(DVD 550)
Rueda de prensa de la directora general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Susana de la Sierra, para explicar los presupuestos del ICAA para el presente ejercicio.(DVD 550)

Susana de la Sierra, directora general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, no oculta su preocupación ante la decisión del Gobierno de reducir drásticamente la partida del cine en los presupuestos presentados por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el lunes. En ellos, los 55,7 millones de euros destinados en 2013 han pasado a ser 50,84 para 2014.

Dentro de esta partida, es la del Fondo Nacional de la Cinematografía, de la que salen todas las ayudas al cine español, la que sufre más. El fondo se reducirá un 14%: de los 39,12 millones de euros de 2013 se baja a 33,70 millones para 2014. Como dato comparativo, en 2012 Reino Unido dedicó 120 millones a ayudas al cine; Alemania, 340, y Francia, 770.

La directora general de Cine no duda en avisar: “Con esta cifra no podemos hacer frente a las deudas por ayudas a la amortización que tenemos con películas estrenadas en años anteriores. Ni a la que debemos de pagar en este último trimestre [unos 21 millones, que corresponden a los títulos estrenados en el último trimestre de 2011] ni a las del año próximo [unos 45 millones para películas estrenadas en 2012]. Estamos ante un problema específico y grave porque los productores tienen créditos contraídos por esa cifra. No podemos dejar de pagar”.

De la Sierra, al frente del ICAA desde enero de 2012, pronuncia sin rodeos la palabra “crítica” para la situación. Resaltó que, con la cifra del proyecto de presupuestos para 2014, no solo será imposible hacer frente a las deudas legales con las productoras, sino que no habrá posibilidad real de ayudar a nuevos realizadores, proyectos de interés especial o a los cortometrajes. “¿Qué les vamos a decir a los estudiantes de las distintas escuelas de cine?”, se lamentó.

Sobre el cambio de modelo de negocio, con el que el ministro Wert ha justificado la durísima rebaja, Susana de la Sierra señaló que existe un documento económico estudiado por todo el sector en el que se analiza el impacto de ese nuevo modelo —se da prioridad a las ayudas a proyecto en lugar a la amortización— y en el que los incentivos fiscales juegan un papel primordial. El ICAA ha elaborado una enmienda para presentar al proyecto de ley de fiscalización medioambiental y otras medidas fiscales, actualmente en trámite en el Senado, por la que del 18% de incentivo fiscal actual se pasaría al 25%. Y lo que es más importante, ese 25% también sería aplicable a los inversores ajenos al cine — solo se pueden desgravar un 5% frente al 18% de los productores d ela película—. “Si hay voluntad política, se puede introducir esta enmienda para su aplicación inmediata”, añadió De la Sierra. Esta enmienda solo puede ser presentada si cuenta con el visto bueno del Ministerio que dirige Cristóbal Montoro.

 

Más información