Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inagotable Vicente Amigo

El Festival del Cante de las Minas de La Unión celebra su edición número 53

El certamen, junto a sus actuaciones centrales, sigue desarrollando su repleta agenda cultura

El guitarrista Vicente Amigo, durante su actuación. Ampliar foto
El guitarrista Vicente Amigo, durante su actuación.

El Festival del Cante de las Minas de La Unión, después de 53 ediciones, ha hecho muchos amigos que han subido una y otra vez a su escenario central del antiguo mercado público, hoy rebautizado Catedral del Cante. Sin intentar un fácil juego de palabras, uno de ellos es, sin duda, el talentoso guitarrista y músico cordobés Vicente Amigo, que ayer sábado protagonizó la segunda gala del veterano certamen.

Amigo consiguió el máximo galardón del concurso minero para guitarra, el Bordón, en 1988, y desde entonces no ha dejado de venir al festival. De hecho, ayer, su primer toque, todavía en solitario sobre el escenario, fue un homenaje a La Unión y a aquella noche ya lejana de su participación como jovencísimo concursante, pues interpretó la misma taranta y soleá con la que obtuvo el triunfo.

Tras su nueva actuación en el famoso certamen, fue colocado su nombre en el Paseo del Flamenco, una especie de mímesis del Paseo de la Fama de Hollywood en el que se van inscribiendo nombres señeros del flamenco. Ya pertenece para siempre al patrimonio musical de este pequeño municipio, de antigua riqueza minera, que ha levantado uno de los festivales más celebrados en su especialidad.

Amigo, cuya técnica es impecable, limpia y brillante, basa el núcleo de su creatividad musical en un compás binario, el usado, por ejemplo, para tangos flamencos o rumbas, es decir, sólo una parte de la música y también del rico caudal flamenco. Sin embargo, a partir de ahí, con mayor o menor ritmo, despliega una riqueza que parece inagotable

Es uno de los compositores y músicos –no sólo intérprete- con más sentido de la armonía, delicadeza y contención expresiva, sin esos saltos absurdos y violentos tan frecuentes hoy en la guitarra jonda. Y, no obstante, su toque está lleno de color y sonoridad, y no le hace ascos tampoco a un cierto coqueteo con lo atonal, como le ocurre a otros guitarristas de generaciones posteriores a la suya.

Como había sido anunciado, Amigo interpretó, sobre todo, temas de su último disco, “Tierra”, como “Estación primavera”, “Bolero”, “Bolero del amigo” o “Campos de San Gregorio”, pero también otros de trabajos anteriores, como “Río de la seda” y “Azules y corintios”.

El triunfo estaba asegurado. El público, que prácticamente llenaba una noche más el singular auditorio, se le entregó desde el principio, le quiere y le jalea continuamente, aunque sigue sus actuaciones, entre ole y ole, con un respetuoso silencio.

El festival, junto a sus actuaciones centrales, sigue desarrollando su repleta agenda cultural. Hoy domingo está prevista la entrega de los trofeos “Pencho Cros”, que en discografía corresponde precisamente a Vicente Amigo. El resto de premiados son: Ildefonso Falcones, Francis Montesinos, Pablo González Conejero, Paco Manzano y Jorge Martínez Pardo. Para hoy está prevista la actuación de “El Cigala”.

Más información