Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA: 'CAUTIVA'

Bajo dos fuegos

La película de Brillante Mendoza ha decepcionado a muchos de sus viejos valedores, pero su crónica sigue mostrando a un cineasta sobresaliente

El director Brillante Mendoza durante el rodaje de 'Cautiva'.
El director Brillante Mendoza durante el rodaje de 'Cautiva'.

En el estimulante panorama de la cinefilia contemporánea, resulta difícil prever qué zona del mapamundi se va a afirmar como nuevo epicentro de una inédita creatividad. Desde hace ya algunos años, Filipinas se ha convertido en uno de esos territorios insoslayables, merced al relevo generacional encarnado por Raya Martin, Pepe Diokno, Sherad Anthony Sánchez y, sobre todo, Brillante Mendoza. Con una película estrenada en salas españolas —Lola (Abuela)— y una de sus obras más duras y descarnadas —Kinatay— editada en DVD, Mendoza no es un completo desconocido para el espectador español: con Isabelle Huppert en cabeza de reparto, Cautiva, su penúltimo trabajo, ha decepcionado a muchos de sus viejos valedores, pero su crónica del secuestro de 20 personas por un grupo terrorista islámico en 2001 sigue mostrando a un cineasta sobresaliente. Capaz de atrapar lo esencial sin subrayar, de desvelar las ambigüedades de una situación extrema, Mendoza se revela aquí tan preciso como cuando, en Kinatay, ahondaba en el bajo vientre de una Manila donde el horror forma parte del tejido de lo real.

CAUTIVA

Dirección: Brillante Mendoza.

Intérpretes: Isabelle Huppert, Kathy Mulville, Marc Zanetta, Rustica Carpio, Ronnie Lazaro.

Género: drama. Francia, Filipinas, Gran Bretaña, Alemania, 2012.