Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta Directiva de la SGAE eligirá a su nuevo presidente el jueves

La sociedad SGAE elegirá el próximo jueves entre José Luis Acosta y Fernández Sastrón

A la destitución de Reixa se sumaron las dimisiones de varios de los miembros de la junta

El expresidente de la Sociedad General de Autores y Editores Antón Reixa
El expresidente de la Sociedad General de Autores y Editores Antón Reixa EFE

El eco mediático de la SGAE no cesa y esta semana volverá a ser noticia. El próximo jueves, la Junta Directiva debe elegir a su nuevo presidente, después de que la semana pasada Antón Reixa fuera destituido tras solo 15 meses de mandato. Los estatutos dicen que el nuevo presidente debe salir de la junta y que debe ser elegido por los miembros de esta. Una decisión que puede acabar desembocando en que se nombre a alguien que fuera en una de las candidaturas rivales a la de Reixa en las pasadas elecciones, como José Miguel Fernández Sastrón. Mientras tanto, el cineasta Miguel Hermoso, es el presidente interino. Sastrón y el director José Luis Acosta, son los dos candidatos entre los que se tomará la decisión el próximo jueves.

Este último, y tras el revuelo y las luchas de poder generadas últimamente —a la destitución de Reixa se sumaron las dimisiones de varios de los miembros de la junta como Miguel Ríos, José Luis Cuerda o Imanol Uribe— afirmó ayer que “no hay que darle tanto dramatismo” a la forma en que se ha abierto el nuevo proceso electoral en la SGAE, pues simplemente ocurre que “hay una persona que ha dejado de tener la confianza de la mayoría de la junta directiva y se va a elegir a otra, pero el problema de la SGAE no es tanto quién la dirija, sino todo lo que la amenaza”.

Se refiere el candidato al “anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual, el 21% del IVA cultural, la crisis económica o las desinversiones de Arteria del equipo de Teddy Bautista”. Según Acosta, al resto de problemas —básicamente lo que ha catapultado a Reixa fuera de la entidad— “se le quiere dar más importancia de la que tiene porque también hay mucho interés en que parezca un mayor problema de lo que es”.

Para Acosta, lo que necesita la SGAE “no es un presidente ejecutivo, sino un presidente que vaya a un perfil mucho más bajo y que cada vez el staff técnico tenga más peso y el presidente tenga menos”, porque “la SGAE no necesita un presidente presidencialista, pues hay sociedades de gestión enormes y eficaces que tienen presidente con un perfil más institucional, de relación hacia fuera, más con los socios, pero que no deba que estar en el organigrama, en el día a día de la sociedad”. Justo lo mismo que pensaba Reixa cuando fue elegido —incluso nombró una directora general que asumiera parte de sus funciones—, pero una vez en el cargo esa promesa quedó diluida.

Según piensa Acosta, “ninguna compañía solvente del mundo buscaría un gestor entre guionistas, dramaturgos o compositores”, sino que los buscan “entre administradores y ejecutivos”, y por eso, en la SGAE, “no hay que seguir cayendo en el error” en el que ha caído últimamente, en cuanto al perfil que debe tener quien la presida. Si ganase seguiría desarrollando su faceta profesional. Algo de lo que Sastrón no era partidario cuando se presentó en las últimas elecciones.

Más información