Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huarte y su ingenio viajan a Almagro

'El examen de los Ingenios', una comedia que escenifica el pensamiento de la sociedad del siglo XVI

¿Se imagina que alguien decidiera su profesión solo con estudiar su constitución física y su temperamento? Eso es exactamente lo que propuso el médico y filósofo Juan Huarte de San Juan, en 1575, en su tratado Examen de ingenios para las ciencias. Las atrevidas ideas de este pensador llamaron tanto la atención de sus coetáneos que fue hasta objeto de investigación por parte de la Inquisición española. Hoy, llama la atención por lo disparatado de sus planteamientos. Por eso, Óscar de la Fuente y Edu Soto en la dirección y Diana Bernedo, como responsable del movimiento escénico, han decidido dar vida y dotar de argumento esta reflexión filosófica y, en cierta medida teológica, de más de 200 páginas para representarla en los teatros.

"Alberto Conejero y yo hablamos de hacer algo juntos. No queríamos que fuese un texto normal. Él estaba detrás del texto Examen de los ingenios y me lo propuso. Lo leí, era muy extenso, y decidimos darle vida, que fue lo más difícil", así es como surgió la idea de adaptar este tratado a los escenarios. Al poco se unió Eduardo Soto. "Poco a poco empiezas a proponer cosas y te van haciendo caso y al final te vas metiendo en el proyecto", afirma el actor y director.

La obra se presenta hoy, a las 20.00, en el festival de Almagro, dentro de la categoría off, que ya va por su tercera edición. Esta sección está dirigida a "compañías nóveles que buscan un espacio, un lenguaje clásico y contemporáneo, dentro y fuera de nuestras fronteras", según cita la web del evento.

Aunque este espacio esté dirigido a nuevas compañías, los actores que representan El examen de los Ingenios ya tienen tablas en los escenarios. Destaca la veteranía de Felipe García Vélez, actor de bagaje, que ha recorrido, a lo largo de su extensa carrera, los escenarios y platós de las principales series españolas. Su representación del filósofo, oriundo de Linares, escenifica los claro oscuros de un personaje con tintes de brillantez y locura.

Diana Bernedo ha sido la encargada de dar movimiento a este tratado filosófico. Las escenas oníricas de cuerpos a la deriva que se representan en la obra evocan el decaimiento del filósofo al interior de su locura. Un viaje a la profundidad de su mente. “En esta propuesta hay muchos códigos diferentes. Prima una parte cómica muy bestia, que es más gestual. Luego, por otro lado la obra se vuelve onírica, de mimo contemporáneo y refleja un mundo más irreal que ha sido tratado de una manera distinta”, asegura la responsable del movimiento escénico.

El texto explora la forma de pensar de los hombres y mujeres del siglo XVI. Una sociedad machista que se refleja en la figura de la hija de Huarte, interpretada por la actriz Sara Martínez. Su personaje trata de sacar a la luz sus ideas de igualdad, pero estas caen en saco roto cuando se enfrentan a la realidad de una época en la que las mujeres son personajes secundarios en un universo dominado por el pensamiento masculino.

Igualmente, el tratado choca con las ideas religiosas de la Iglesia. En este punto se establece un diálogo entre uno de los personajes, que se hace pasar por inquisidor, y el propio Huarte. La disyuntiva de la conversación se centra en la incapacidad de la religión por aceptar las nuevas teorías. Si bien el razonamiento se impone a lo espiritual, las instituciones religiosas condenan en la obra, casi por mandato, todo lo que huela a ciencia.

El resto del reparto lo componen los actores Mikele Urroz, Paco Gámez, Manuel Domínguez. Los tres son miembros de una compañía de teatro en paro que para sobrevivir aceptan ponerse a las órdenes del filósofo. Serán los futuros examinadores, por lo que deben estudiarse el tratado, al pie de la letra. Para Huarte, los actores son seres mundanos y carentes de entendimiento. Hecho que se intentará contradecir a lo largo de la obra.   

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >