_
_
_
_
crítica: 'sola contigo'
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Últimos días de la víctima

El actor Leonardo Sbaraglia acaba revelándose en 'Sola contigo' mucho más anómalo y enigmático de lo que parece

La actriz Ariadna Gil, en un fotograma de 'Sola contigo'
La actriz Ariadna Gil, en un fotograma de 'Sola contigo'

Yo creo que usted sabe perfectamente por qué la quieren matar, pero también creo que a usted no le importa quién decide el fin, usted o el asesino”, dice Esteban Fuster, el comisario encarnado por Leonardo Sbaraglia, en una de las escenas de Sola contigo, un thriller del argentino Alberto Lecchi que no siempre parece controlar su tono y que, en ocasiones, cae en el diálogo o la situación rutinaria, pero acaba revelándose mucho más anómalo y enigmático de lo que parece. La frase del personaje de Sbaraglia y la cita de uno de los grandes nombres canónicos de la novela negra, que se desliza hábilmente en la trama, abre una fisura desde la que desentrañar el ambiguo misterio que sostiene el conjunto.

SOLA CONTIGO

Dirección: Alberto Lecchi.

Intérpretes: Ariadna Gil, Leonardo Sbaraglia, Gonzalo Valenzuela, Antonio Birabent, Sabrina Garciarena.

Género: thriller. Argentina, España-2013

Duración: 98 minutos.

En Sola contigo, Ariadna Gil encarna a un personaje en zona de turbulencia: una mujer que intenta recuperar la custodia de sus hijas, perdida tras un suceso traumático que se desvelará en el punto estratégico previo al desenlace. No resulta fácil escribir sobre una película como la de Lecchi: analizar su singularidad implicaría destriparla. Baste decir que, de una manera radicalmente distinta a la de “El callejón”, el reciente debú del crítico Antonio Trashorras, invoca a la médula del psycho-thriller como ritual, como danza macabra entre una víctima y su acosador. La película de Trashorras apostaba por la estilización declaradamente pop y los ecos del giallo, referencias que Lecchi desdeña a favor de la mirada subjetiva, el aislamiento y el desamparo de su personaje central dibujando un Buenos Aires de tonos fantasmales. Sola contigo no revoluciona el género, pero tras su aspecto de ejercicio meramente correcto se ocultan interesantes turbulencias y una atrevida meditación sobre las corrientes ocultas de los últimos días de la víctima.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_