Siete grandes de Fellini, en vídeo

Videogalería que repasa nueve de los títulos más emblemáticos de la filmografía del cineasta

Los amoríos de Giacomo Casanova en la Venecia del dieciocho. El baile de Barbara Stelee y Mario Pissu en Fellini 8 ½. El baño de Anita Ekberg en la Fontana di Trevi en La dolce vita. Momentos de gran cine de la carrera de Federico Fellini que recordamos a través de secuencias y tráilers de nueve de sus películas más emblemáticas.

La Strada (1954): El forzudo y arisco Zampano (Anthony Quinn) y la joven Gelsomina (Giulietta Masina) deambulan de pueblo en pueblo con su espectáculo circense mientras la joven se va enamorando de su dueño. Por este film Fellini recibió el primer de sus cuatro Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa.

La dolce vita (1960): Marcello Mastroiani, Anita Ekberg, las aguas heladas de la Fontana di Trevi y ese beso que nunca llega. Una de las secuencias cumbre del erotismo onírico de Fellini.

Fellini 8 ½ (1963): Un cineasta en crisis, Federico Fellini, afronta su vacío creativo evocando sus recuerdos y mujeres más queridos. Marcello Mastroiani protagonizó este film que ganó también el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa.

Satiricón (1969): En el siglo I d.C., dos jóvenes romanos, Encolpio y Ascilto, discuten sobre su propiedad de otro joven, el bello Gitone. Esta es la premisa de uno de los filmes más oníricos de Fellini, una recreación fantasiosa de la Roma bajo el imperio de Nerón.

Amarcord (1973): Un pequeño pueblecito italiano en la Italia fascista de Mussolini en los años 30. Los recuerdos de infancia de Fellini en tono de tragicomedia con la que consiguió su último Oscar a la Mejor Película en Habla No Inglesa.

Casanova (1976): Ya en su vejez, un bibliotecario del Dux, en la Bohemia, recuerda los amoríos de su juventud saltando de cama en cama en la Venecia y París del dieciocho. Donald Sutherland, Tina Aumont, Cicely Brown y Carme Scarpita interpretaron los papeles principales.

La voz de la Luna (1990): Tres años antes de morir, Federico Fellini rodó su última película de ficción, un film de ambiente onírico protagonizado por dos cómicos que despuntaban en Italia: Roberto Benigni y Paolo Villaggio. Fellini prescindió del libreto y se limitó a construir la película a partir de las improvisaciones de su reparto. En el vídeo, el arranque de la película.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS