Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA: 'ILUSIÓN'

El payaso interior

Como los grandes cómicos del mudo, el joven director Daniel Castro encarna a una destilación de sí mismo

Un momento del filme 'Ilusión'.
Un momento del filme 'Ilusión'.

En una conversación entre Ricky Gervais y Larry David, el primero afirmaba que se convirtió en un buen cómico cuando asumió que era gordo; el segundo llegó a esa epifanía en el momento en que aceptó su calvicie. El tema de fondo de la charla era algo que se enseña en todos los cursos declown: la clave está en que cada uno encuentre “su” payaso interior. El secreto de la gran comedia no está en impostar registros para ser más gracioso que nadie, sino en identificar aquellos elementos de la propia identidad que pueden reciclarse para usos cómicos. Una lección que parece haberse aprendido a la perfección Daniel Castro a la hora de escribir, dirigir y, sobre todo, protagonizar su primer largometraje, Ilusión,tras su trayectoria como cortometrajista y guionista de series televisivas.

ILUSIÓN

Dirección: Daniel Castro.

Intérpretes: Daniel Castro, Bárbara Santa Cruz, David Trueba, Miguel Rellán, César Sánchez.

Género: comedia. España, 2013.

Duración: 70 minutos.

Como los grandes cómicos del mudo, Castro encarna a una destilación de sí mismo: un tipo entre pasivo-agresivo y angélico, con ciertos problemas de empatía, hundido en la distancia insalvable entre su pensamiento utópico y la cruda realidad, que se empeña en levantar un proyecto imposible, un musical sobre los Pactos de la Moncloa. Ilusión es una comedia desnuda y portátil: la crónica de un fracaso épico jalonado de progresivas humillaciones, que bebe del hiperrealismo de The office o Curb your enthusiasm. El resultado es comedia de alta precisión y no poca sutileza. Atención a los cameos de David Trueba, Félix Viscarret y Víctor García León.