Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reina y autora en la Feria

Doña Sofía abre la cita librera y descubre un libro suyo. Los gritos contra la Casa Real y el Gobierno se mezclaron con los de apoyo a la reina

La reina Sofía inauguraba esta mañana la Feria del Libro de Madrid, cumpliendo con la rutina oficial de cada primavera en el Paseo de Coches del Retiro. Si el año pasado una ruidosa protesta amargó el paseo a los Príncipes de Asturias y al ministro de Cultura, José Ignacio Wert, este año la ruta ha fluido con más calma pese a que una veintena de personas interrumpió a mitad de camino con gritos contra la Casa Real y el Gobierno -“Reforma laboral, en la Casa Real”, “Menos asesores, más trabajadores”, “La Ley de Extranjería para doña Sofía”…. Por pocos minutos el Paseo de Coches volvió a erigirse como escenario del más variopinto coro: “A esos le pagan los comunistas”, aseguraba a gritos una mujer señalando a un hombre que a su vez clamaba, apuntando periódico en mano a la comitiva oficial: “ladrones, ladrones”.

Lo cierto es que a lo largo de las dos horas largas de visita a las casetas la Reina se llevó –además de muchos libros- más gritos de “guapa” que de otra cosa. Haciendo patria se calzó unas cómodas esparteñas de cuña con las que pudo marcar un ritmo enérgico que solo interrumpió para hacerse fotos con los niños de 3º de Primaria de un colegio de Colmenar Viejo que no pararon hasta llamar su atención.

Si nos atenemos a los títulos que se llevó ayer, los intereses de la reina son tres: la historia, sus nietos y su género. En su cesta se mezclaron Las mujeres que escriben también son peligrosas, Abuelas de la A a Z, una edición bilingüe de La Constitución ateniense o un Atlas ilustrado de la historia de Madrid para jóvenes.

Pero la campanada llegó en la caseta 99, cuando la siempre discreta doña Sofía se reveló como autora y firmó, a petición de una librera especialista en textos sobre Roma y Grecia, su propio libro. Sí, doña Sofía y su hermana Irene escribieron a finales de los años sesenta, junto a su profesora de arqueología Theophanó A. Arvantopoulou, En Decelia, fragmentos cerámicos de Decelia y miscelánea arqueológica, libro de ensayo inédito hasta ahora en España que rescata la editorial CSED y que recoge “una investigación” arqueológica y topográfica “cargado de pasión juvenil, de amor por la historia y cultura raíz de Europa”, según reza la entusiasta tapa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información