Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Jeff Hanneman, rabia y velocidad a la guitarra

Cofundador de Slayer, banda fundamental del ‘heavy metal’

Slayer lo componía en 2011 (de izquierda a derecha) Dave Lombardo, Kerry King, Jeff Hanneman y Tom Araya.
Slayer lo componía en 2011 (de izquierda a derecha) Dave Lombardo, Kerry King, Jeff Hanneman y Tom Araya.

El guitarrista y miembro cofundador de Slayer, Jeff Hanneman, falleció ayer a los 49 años, en un hospital cercano a su casa en el sur de California. El músico fue trasladado después de sufrir una insuficiencia hepática, según informó la propia banda a través de su página web oficial.

“Descansa en paz. Hemos perdido a un músico y artista verdaderamente grande, quien vivirá en nuestros corazones y cabezas, que seguirán agitándose. ¡Hanneman + Slayer para siempre!”, lamentaban en su página de Facebook.

Nacido en 1964 en Los Ángeles, Hanneman se alejó en 2011 de los escenarios por culpa de sus problemas de salud, derivados de una fascitis necrotizante que contrajo por la picadura de una araña. Desde entonces, Gary Holt, el exguitarrista de Exodus, acompañó a la banda en directo.

El músico fundó la banda Slayer en 1981 tras conocer al también guitarrista Kerry King en una audición. A ellos se unieron más tarde el vocalista Tom Araya y el baterista Dave Lombardo, con quienes grabaron 10 álbumes, vendieron cerca de cinco millones de discos y consiguieron dos Grammy. Los cuatro hicieron del grupo uno de los nombres fundamentales del thrash metal que, junto con Metallica, Megadeth y Anthrax, forma parte del selecto club conocido como los cuatro grandes (The big four).

Jeff Hanneman creció en el seno de una familia con una figura paterna curiosa: un veterano de la II Guerra Mundial, lo que despertó el interés del joven por los temas bélicos. Esto repercutió en la banda que flirteó con el nazismo en temas como Angel of Death —en referencia al doctor Josef Mengele— lo que les valió la etiqueta de grupo de extrema derecha.

Hanneman contribuyó al trabajo de la banda tanto en la faceta lírica, como en la composición de riffs rápidos y agresivos influenciados por el punk. Entre sus aportaciones se encuentran también Raining blood o Seasons in the Abyss.

La banda californiana iba a comenzar una gira el próximo mes por Europa y América. Entre sus múltiples paradas, Slayer planeaba visitar España en el Resurrection Fest que se celebrará en Galicia en agosto. Aquí se darán cita grupos de metal a los que se sumarán el punk de Bad Religion, Black Flag y el metal de Lamb of God, entre otros.

Slayer se encontraba inmerso, asimismo, en la preparación de su próximo disco, en el que participaba Hanneman. Este álbum, el 12º de su carrera, iba a ver previsiblemente la luz a finales de año, según informaba la banda en su página web.