Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reventa para el concierto de Bruce Springsteen, a mil euros

Las entradas en taquilla para el recital de Gijón se agotaron hace dos meses

El cantante Bruce Springsteen.
El cantante Bruce Springsteen. REUTERS

Varias páginas web aún ofertan entradas de reventa —eso sí, astronómicas en algunos casos— para el único concierto que dará en España este año Bruce Springsteen al frente de su E Street Band, dentro de la gira mundial Wrecking Ball, que tendrá lugar el próximo 26 de junio en el estadio de El Molinón de Gijón. Las entradas en taquilla se agotaron hace dos meses. Los precios de la reventa van desde los 95 euros hasta más de 1.100.

Algunos vendedores ponen incluso condicionantes a la transacción, como la obligatoriedad de que deban adquirirse un mínimo de dos entradas. Otros van más lejos y ofertan el acceso al concierto con reserva en hotel. Además, hay anuncios de reventa en los que lo que se vende es un boli Bic y se regala una entrada, a precios de entre 150 y 200 euros.

También ha habido quién ha visto una oportunidad de promocionar su negocio con la visita de The Boss a la ciudad. Así, una empresa gijonesa organizó un sorteo de dos entradas a quien se hiciera seguidor de su página en Facebook. Hasta el martes, día límite para optar al sorteo, había ya 254 participantes pocas horas antes de cerrarse el plazo.

El hecho de que se agotaran rápidamente las 30.325 entradas puestas a la venta en taquilla hizo que pocas horas después ya se pudieran ver en la reventa en Internet. Una reventa que continúa y que supera con creces los precios oficiales, que eran de 55, 65 y 75 euros para las entradas de asiento reservado y 65 euros para las entradas de pista (gastos de distribución no incluidos). Hubo aspirantes a hacerse con una entrada que llegaron a apostarse a la puerta del Teatro Jovellanos hasta 30 horas antes de que se abriera la taquilla para adquirir alguna de las 1.000 entradas de césped que se vendían sin recargo. Estas se agotaron dos horas después de abrirse la taquilla