Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mejor ensayo: ‘Pensar el siglo XX’, de Judt y Snyder

Las conversaciones entre Tony Judt y el historiador Timothy Snyder sobre las ideas y los pensadores del siglo XX es el preferido

Mejor ensayo: ‘Pensar el siglo XX’, de Judt y Snyder

En 2008 se le detectó la enfermedad. En octubre de 2009 su cuerpo entero, excepto la cabeza, quedó paralizado. Todavía pudo dar una conferencia en la universidad de Nueva York que tituló Qué está vivo y qué está muerto en la socialdemocracia. Compareció ante el auditorio en silla de ruedas, con un respirador que sustituía a sus pulmones paralizados, pero con un vozarrón y un sentido del humor intactos, que impresionaron a los asistentes. Al empezar la conferencia contó que se hallaba en tal estado debido a la enfermedad llamada de Lou Gehrig o también esclerosis amiotrófica lateral, pero evitó cualquier atisbo de autocompasión, respecto al estado de la izquierda como al suyo propio: “Soy inglés, no nos dedicamos a levantarnos el ánimo”. Murió en agosto de 2010.

En estos breves meses su cerebro no cesó de funcionar, y a todo trapo. Tres libros salieron de su cabeza prodigiosa. El primero fue publicado todavía en vida, desarrollando el tema de su conferencia neoyorquina. Algo va mal (Taurus, 2010) fue el título en castellano de su alegato en favor de los valores de la socialdemocracia y en contra de la cultura del enriquecimiento, el individualismo y la desigualdad. Pero dictó dos libros más, expresiones deslumbrantes de un pensamiento en efervescencia creativa justo antes de extinguirse. El primero se llamó en español El refugio de la memoria’ (Taurus, 2011) y estaba formado por unos textos breves de evocación autobiográfica, elaborados en su mente durante las largas noches de insomnio que acompañaban a su enfermedad. El segundo es un libro conversacional, fabricado a cuatro manos con Tony Snider, también historiador, y que lleva por título Pensar el siglo XX (Taurus 2012).

Tony Judt ha quedado inscrito como uno de los grandes historiadores contemporáneos por su Postguerra (Taurus, 2006), pero cada uno de estos tres libros producidos en los últimos días de su vida han ido incrementando el interés y la admiración de sus lectores. Pensar el siglo XX condensa a su vez tres libros en uno, tal como cuenta Snyder en el prólogo: una historia de las ideas políticas en Europa y Estados Unidos, alrededor de los conceptos de poder y de justicia; la autobiografía intelectual de Judt y una reflexión o ensayo sobre los límites y los fracasos de los intelectuales en su compromiso político. Tony Judt estaba convencido de que “el modo por defecto del historiador es la invisibilidad retórica”, pero no hay libros más emotivos y apasionantes, también de mayor densidad de ideas y reflexiones, como estos escritos en la visibilidad trágica de su cuerpo moribundo.