Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una década con La Casa Encendida

Un recorrido de la mano de José Guirao, director de la institución, por los mejores momentos en el décimo cumpleaños del centro

Fachada de La Casa Encendida. Ampliar foto
Fachada de La Casa Encendida.

La Casa Encendida cumple diez años, y no necesita encender diez velas para dar luz, como ya lo hace, a la cultura, el arte, la ecología y la educación. Fue un 2 de diciembre de 2002 cuando La Casa Encendida, una iniciativa de la Obra Social de Caja Madrid, abría sus puertas en un antiguo edificio de la ronda de Valencia que otrora fuera casa de empeños y, tras una minuciosa rehabilitación, ha sido escenario desde entonces de una intensa programación, con más de 12.000 actividades.

Cursos, talleres, debates, exposiciones, mesas redondas, conciertos y actividades en torno a lo audiovisual han sido la excusa y el motivo por los que más de cinco millones y medio de visitantes han acudido a La Casa Encendida en su primera década de vida. Durante la jornada de ayer, domingo, en centro abrió las puertas al público para celebrar por todo lo alto el aniversario en un día lleno de actividades. Nosotros hemos querido rendir homenaje a los primeros diez años de existencia de La Casa Encendida acompañando a su director, José Guirao, en un paseo por la memoria y recuerdos de los mejores momentos de este acogedor hogar de alumbramiento a la cultura desde 2002. 

La exposición Warhol sobre Warhol, en noviembre de 2007, se celebró con la excusa del quinto cumpleaños del centro. No abarcaba solo la faceta de Andy Warhol como icono del pop art, que también, "sino que además mostraba cómo había utilizado otros formatos como la Polarid, fotomatones o retratos fílmicos, de manera que el artista y cineasta consiguiera introducir el género de la propia biografía a la historia del arte".

Paisaje Rimbaud es otro de los grandes hitos de la historia de La Casa Encendida. En 2011 el espacio albergaba una gran retrospectiva sobre el poeta, sus manuscritos, su cartas... "Invitamos a Patti Smith para que participara con un concierto", recuerda Guirao. La tesis sostenía que Rimbaud no era solo un poeta del siglo XIX, "también pudo ser un poeta del siglo XXI o incluso XXII". Su influencia en el movimiento hippie, en la generación beat, la libertad sexual y la modernidad de su obra son el origen del arte de muchos artistas. Entre otros de la propia Patti Smith.

El homenaje a John Cage ha sido uno de los momentos estelares de La Casa Encendida según su director. Un festival que duró una semana e incluía conciertos, mesas redondas y proyecciones de la figura del músico, y que se remató con una performace, Una casa llena de música. "Llenamos toda la casa de músicos que tocaban distintos instrumentos. El público se iba moviendo por los espacios y las salas. Duró todo el día, fue apasionante", asegura Guirao.

Mientras tanto… Iván Zulueta era el título de la exposición compuesta por un sinfín de fotografías Polaroid que el artista y director de cine vasco expuso de forma inédita en La Casa Encendida. "Zulueta se dedicó a hacer unas 10.000 polaroid a lo largo de su vida. Todas maravillosas. Nosotros seleccionamos unas 1.200, vino el propio artista a la inauguración. Ese momento de reencuentro con el gran maldito de la cultura española fue muy bonito", relata el director del centro. La muestra también incluyó un ciclo de todos sus cortos, que habían sido el germen de su cine largo.

El artista fallecido Juan Muñoz ha sido otro de los grandes homenajeados por la institución con sede en la madrileña Ronda de Valencia. En La voz sola. Esculturas, dibujos y obras para la radio, se reprodujeron todas las performances que Muñoz había ideado. Recuerda José Guirao que además John Berger leyó uno de sus textos. "Se trataba de recuperar la presencia, la ausencia y el sonido de Juan".

La exposición La caballería roja proponía otra mirada a la Rusia soviética y las vanguardias entre 1917 y 1945. El director y Rosa Ferré, comisaria de la muestra, consiguieron enseñar la otra cara de las vanguardias; no como siempre se habían presentado, sino como víctimas de la revolución. "Queríamos hacer una reflexión de cómo la creación y el poder siempre tienen fricción. Y el caso de las vanguardias es extremo, porque sufrieron una gran represión por parte de Stalin".

Una década con La Casa Encendida

Otro de los eventos magnos del centro se puede visitar estos días en la sede madrileña. Se trata de HONNI soit QUI mal y pensé, dedicada a los últimos diez años de creación de Louise Bourgeois. Esta exposición, comisariada por Danielle Tilkin, es un homenaje a la labor final de la artista, fallecida en 2010 y que, según el director del centro, "es quien más ha ayudado a entender el arte contemporáneo".

Una década con La Casa Encendida

Además de las continuas exposiciones, La Casa Encendida es conocida por sus conferencias y encuentros con autores. Desde las premio nobel de la Paz, Shirin Ebadi y Jodi Eilliams a Juan Goytisolo, pasando por Vandana Shiva, John Berger, Isabel Coixet , Lydia Cacho o Abbas Kiarostami. Guirao destaca la conferencia de Goytisolo e Ignacio Ramonet titulada El mundo árabe después de las agitadas primaveras.

Los conciertos y ciclos musicales han sido, durante estos diez años, uno de los sellos de la casa. Patti Smith, Mouse of Mars, las Cobra Killers o Joan as Police Woman. En el siguiente vídeo se pueden ver a algunos de los artistas que participaron en el festival de Electrónica que se celebró en abril de 2005.

 

 

Más información