Buenafuente y Berto, mano a mano en el escenario

Los dos cómicos arrancan un nuevo proyecto teatral basado en la improvisación

Andreu Buenafuente y su colaborador Berto Romero durante la presentación de la obra 'Nadie sabe nada'
Andreu Buenafuente y su colaborador Berto Romero durante la presentación de la obra 'Nadie sabe nada'Toni albir (efe)

“A mi el texto fijo me pone nervioso”, explicó ayer Andreu Buenafuente, en la presentación de Nadie sabe nada, una función teatral basada en “una especie de improvisación pactada” entre el famoso cómico y su cómplice, Berto Romero, quien destacó que “cada día será un espectáculo distinto”: “sólo sabemos un 30% de lo que va a pasar”. En el contexto de recortes en el mundo artístico y cultural, la función se presentará en primer lugar en Cornellà de Llobregat (Barcelona) y luego en Lleida. En ambos lugares se han agotado ya las entradas. Entre el 12 de diciembre y el 6 de enero, se representará en el Teatre Arteria Paral·lel de Barcelona, con producción de The Project. “El Paral·lel no se puede quedar parado”, sentenció Buenafuente. Según él, la comedia, dentro de la actual crisis del sistema, es “muy necesaria. Este es un país cabreado: la gente echa de menos reír un poco”. Reconoce que, aunque muchas veces viene “enfadado al trabajo, de oír y leer todo lo que está pasando”, el papel subversivo no es el suyo y prefiere “ceñirme a la comedia. Es que cada cómico tiene su estilo y, aunque quisiera, no sabría hacer como, por ejemplo, Pepe Rubianes, ni creo que fuera aceptado por el público”.

Por su parte, Berto Romero se declaró ferviente militante de “la comedia por la comedia”, y aseguró: “No somos un servicio social y sólo deberíamos buscar la excelencia. A veces me siento presionado porque parece que debiera tener responsabilidades, pero los culpables de la crisis son los banqueros y los políticos, etcétera, nosotros sólo hacemos reír”.

El espectáculo gira alrededor de la improvisación “dentro de unos esquemas” y consta de tres partes. La primera es un monólogo más o menos libre donde los humoristas se interpelan con preguntas sobre su vida personal: “Las preguntas las conocemos previamente, pero no sabemos hacia dónde derivará cada una”. La segunda parte comprende, a pesar de las reservas de ambos a su papel de críticos, un debate sobre temas de actualidad.

“El humor”, comentó Buenafuente, “es como un traje que disfraza la seriedad: relaja y permite abordar temas importantes. Podemos decir cosas terribles, y eso es lo que nos atrae del género, a los que lo hacemos y a los espectadores, y está bien que no sean sólo banalidades”, pero “nuestra función no es la educativa”. Tendrán dos horas para preparar este apartado sobre temas que “pueden ir desde el consumo anal de cocaína” por parte del cantante Rod Steward hasta temas marcadamente políticos, “muy serios, pero que están en la calle”. Posteriormente se prevén números musicales ya que, bromeó Romero, “ambos tenemos dotes probadas” para este arte.

El colofón será imprevisible, tanto para los espectadores como para los mismos comediantes, ya que se dedicarán a responder, sin conocerlas antes, preguntas que el público habrá depositado previamente en una urna. Buenafuente ya está acostumbrado, según dijo, porque su vida “es una rueda de prensa. La gente siempre me pregunta cosas sobre rumores o cosas que he dicho”. Berto Romero, por su parte, destacó que “este será un juego de pasarse la pelota y compartir la energía”. Aseguró que a veces le molestaba que a la gente le gustara justo lo que menos había preparado, “pero ahora creo que esta improvisación pactada es un camino a recorrer que puede dar frutos”.

Están previstas 20 funciones, pero los cómicos adelantaron que la gira seguirá en el resto de España y que, por ese motivo, se hace en castellano: “Con esto de las lenguas vamos un poco liados. Como nos siguen en toda España, y sabemos que hay gente que vendrá a Barcelona para vernos, lo haremos en castellano aunque, al utilizar tanto la improvisación, a lo mejor sale el catalán e incluso el inglés”, afirmó Buenafuente. “La verdad es que en España nos quieren mucho. La gente es igual en todas partes, y nos reciben con una normalidad que está bien comentar ahora en los tiempos que corren”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción