El Gobierno ‘sienta’ a Pérez-Llorca en el Patronato del Museo del Prado

El abogado, exministro de UCD y 'padre' de la Constitución sustituye al empresario y coleccionista Plácido Arango y bate al otro candidato, Carlos Zurita

José Pedro Pérez-Llorca, en el centro, junto a Mayor Oreja (izquierda) y Alberto Oliat (derecha), en una imagen de archivo.
José Pedro Pérez-Llorca, en el centro, junto a Mayor Oreja (izquierda) y Alberto Oliat (derecha), en una imagen de archivo.EFE

La 'X' que desde mayo se sienta en el vacío sillón de presidente del Patronato del Prado queda despejada. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy el nombramiento de José Pedro Pérez-Llorca como nuevo vocal del Real Patronato por un período de cinco años. Es el indispensable trámite burocrático para que Pérez-Llorca sea nombrado mañana mismo nuevo presidente del órgano colegiado que rige los destinos de la pinacoteca, ya que los estatutos dictan que el presidente tiene que salir de entre los vocales designados del Patronato. Salvo sorpresa mayúscula de última hora, el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, hará oficial el nombramiento mañana, en el transcurso de la reunión del Patronato que ha de celebrarse a mediodía.

 José Pedro Pérez-Llorca (Cádiz, 1940), abogado en ejercicio, profesor de Derecho Constitucional, tres veces ministro en los gobiernos de Adolfo Suárez y uno de los siete 'padres' de la Constitución, era la opción defendida directamente no ya desde la cartera de Cultura que ostenta Wert, sino desde la propia presidencia del Gobierno. En efecto, Moncloa quería controlar un sillón tan goloso, prestigioso e influyente como es el de la presidencia del Real Patronato, y designó a su candidato. Pérez-Llorca no guarda ningún tipo de relación ni con el mundo de los museos, en general, ni con el Museo del Prado, en particular. Muy al contrario que Carlos Zurita, el rival a batir... y batido. Otras opciones, como la del exministro de Cultura socialista y ex secretario general de la OTAN Javier Solana, habían quedado descartadas tiempo atrás.

Diversas personalidades relacionadas con la vida del museo consultadas por este diario en los últimos días habían dejado entrever su deseo de que en la presidencia del Patronato se sentara alguien con conocimiento del mundo museístico y del propio Prado. Era el caso de Carlos Zurita, duque de Soria, cuñado del Rey y presidente en ejercicio de la Fundación de Amigos del Museo del Prado. No era el caso de Pérez-Llorca. Pero sin lugar a dudas, una cosa clara evidenciará su nombramiento: que, también en las más altas instituciones culturales del país, las decisiones y los nombramientos están afectadas por la política y sus prebendas. Y otra: que no todo es calma y buena sintonía en la vida del Prado.

La presidencia del órgano de gobierno del Prado -que vela por la correcta gestión del museo y se encarga entre otras cosas de trabajar en la consecución de recursos propios- lleva vacante desde el pasado mes de mayo. Fue entonces cuando el hasta entonces presidente, el empresario y coleccionista de arte Plácido Arango, dejó su cargo.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50