_
_
_
_

El sector de la escena prevé vender tres millones de entradas menos por el IVA

Mercartes, el mercado que reunirá en Sevilla a productores, autores y directores en noviembre, anuncia un diagnóstico “trágico” y un manifiesto

Patricia Ortega Dolz
Patio de butacas del teatro Español.
Patio de butacas del teatro Español.SANTI BURGOS

La industria teatral se niega a salir a escena con el nuevo traje de un IVA del 21% diseñado por el Gobierno para esta larga temporada de crisis, y pensado exclusivamente para funerales y espectáculos como el cine, el teatro o la música. No es una cuestión de vergüenza, sino de “dignidad”: “Para nosotros es irrenunciable el ser considerados, como en el resto de Europa, merecedores de un IVA reducido”, advertía Daniel Martínez de Obregón, presidente de Faeteda, la Federación Estatal de Empresas de Teatro y Danza, y recordaba que la media del IVA aplicado a las actividades culturales en los países de nuestro entorno es del 9%. Lo hacía en una comida informal, acompañado por su homólogo en el sector público, Jose Luis Rivero, presidente de la Red Española de Teatros.

Ese encuentro, celebrado ayer en un hotel de Madrid, sí fue una escenificación calculada en la que se vaticinó el diagnóstico “trágico” y “desastroso” del sector y se anunció la presentación del correspondiente estudio (y manifiesto ad hoc) en la quinta edición de Mercartes, el mercado que reunirá en Sevilla a productores, autores y directores a mediados del próximo mes de noviembre.

Los sectores privado y público de la escena teatral española mostraban así su mejor sintonía --en España gran parte de la producción es privada y la exhibición es mayoritariamente pública-- y enumeraban los argumentos para no ponerse el nuevo uniforme fiscal con los que, en negociaciones oficiosas (“no oficiales”), han acudido “a todo aquel responsable público o influyente que nos ha querido escuchar”:

- Los efectos de la aplicación del nuevo tipo impositivo del IVA en las artes escénicas en un contexto como el actual implicaría un descenso de la demanda entre el 18,3% y el 22,7%.

- Este descenso, en términos absolutos de recaudación, supondría pasar 223,8 M € a una horquilla situada entre 172,9 M € y 182,8 M€. Una pérdida de entre 50,9 M y 41,0 M €.

- Se calcula que en términos de entradas vendidas, la pérdida se situaría entre 2,3 y 2,9 millones de espectadores La reducción de la facturación tiene un impacto directo en el empleo. Se prevé una pérdida de empleo estructural de entre 1.538 y 1.909 puestos de trabajo. Lo que supone un descenso de entre el 8,2% y el 10,2%.

El tono de la charla iba (ahora con b) de la desesperanza a la desesperación. A pesar de las recientes declaraciones del ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, en el Congreso de los Diputados la semana pasada, que parecían dejar entreabierta la puerta a una posible rectificación de la drástica subida de impuestos para el sector cultural, Martínez de Obregón y Rivero no ocultaron su indignación: “Nos parece una decisión desacertada y precipitada”.

La desesperanza empieza a hacer crecer los diablos y ya hay quien habla de “insumisión fiscal” de todos los sectores que forman parte de la nueva plataforma Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, nacida como reacción al nuevo impuesto, en vigor desde el pasado día uno. En todo caso, el último anuncio del presidente de Faeteda presagia un otoño calentito también sobre las tablas: “De momento tenemos a los diablos amordazados pero habrá movimientos próximamente”. 

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz
Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_