Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Ventas: otra Feria de Otoño plana y sin alicientes

El ciclo compuesto por tres corridas y una novillada, se celebrará del cuatro al siete de octubre

El Cid en Feria de Otoño 2011
El Cid en Feria de Otoño 2011

La despedida de El Fundi, las recompensas a Fernando Robleño, Javier Castaño y Sergio Aguilar, y la vuelta de Gómez del Pilar y Gonzalo Caballero, los dos novilleros triunfadores en el pasado San Isidro, son las notas destacadas de la próxima Feria de Otoño, que se celebrará entre los días 4 y 7 de octubre, y estará compuesta por tres corridas de toros y una novillada, cuyos carteles han sido presentados esta mañana.

Las combinaciones son las siguientes:

Jueves, 4 de octubre: Novillos de El Cortijillo, para Gómez del Pilar, Luis Gerpe y Gonzalo Caballero.

Viernes, 5: Toros de Puerto de San Lorenzo, para El Fundi, que se despide, El Cid y Daniel Luque.

Sábado, 6: Toros de Valdefresno, para Sergio Aguilar, Iván Fandiño y David Mora.

Domingo, 7: Toros de Palha, para Fernando Robleño, Javier Castaño y Alberto Aguilar.

Fuera de abono, se celebrará en la mañana del domingo una novillada sin picadores en la que se lidiarán erales de Jandilla y Vegahermosa para los seis finalistas del ciclo de novilladas Camino Hacia Las Ventas, celebrado en diferentes municipios de la Comunidad de Madrid, con la participación de los alumnos de las cuatro escuelas de Tauromaquia de la Comunidad.

Finalmente, el 12 de octubre se anuncia una corrida con toros de Samuel Flores, para Eduardo Gallo, Arturo Saldívar y Miguel Ángel Delgado.

Los festejos comenzarán a las 17.30 horas, a excepción de la novillada sin caballos, que iniciará el paseíllo a las 12 horas. El próximo martes, día 4, se abren las taquillas para la renovación de los abonos, período que finalizará el 25 de septiembre.

Llama la atención, no obstante, que en una temporada tan difícil como la actual, necesitada de iniciativas novedosas que promuevan la asistencia a los espectáculos taurinos, la empresa de la plaza de Madrid no sea capaz de ofrecer unas combinaciones imaginativas que rompan con la costumbre de siempre, con los compromisos de despachos y la presencia de algunos nombres de toreros y toros que, en estos momentos, no despiertan interés entre los aficionados.

La Feria de Otoño de este 2012 es una más, plana y con pocos alicientes, carente de esa gesta, de ese nombre o de ese mano a mano o terna que tenga la fuerza suficiente para convertirse en verdadera noticia con tirón en las taquillas. Se recompensan a algunos toreros que dieron la cara en el ciclo isidril, aparecen otros sin motivo aparente, no están algunos nombres injustamente olvidados y, por encima de todo, falta un cartel sorprendente e ilusionante.