Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quieres salvar el nuevo eccehomo?

Un usuario lanza una campaña para que la obra quede tal y como la modificó Cecilia Giménez

La causa ya cuenta con miles de apoyos 'online'

¿Quieres salvar el nuevo eccehomo?

La batalla librada por Javier Domingo no cambiará el planeta, pero en unas horas ya ha sumado más de 12.000 apoyos. Tantos son los fans de la señora Cecilia Giménez, la hasta el lunes desconocida y ahora ya famosísima restauradora del eccehomo, pintado en el interior de una iglesia de Borja por Elías García a principios del siglo XIX. Como la pintura se estaba deteriorando, la octogenaria señora decidió retocar el Cristo, aunque acabó más bien creando otra obra, irreconocible respeto a la original. Pero, al menos según la causa lanzada por Domingo, mejor. “Mantenimiento de la nueva versión del eccehomo de Borja”, reza la petición que este usuario ha subido a la página web de recogida de firmas change.org y que va dirigida al Ayuntamiento del pueblo zaragozano.

“El osado trabajo realizado por la espontánea artista en el eccehomo del Santuario de la Misericordia de Borja, supone además de un entrañable acto de amor, un inteligente reflejo de la situación política y social de nuestro tiempo, en el cual se pone de manifiesto una sutil crítica a las teorías creacionistas de la Iglesia, a la vez que se cuestiona el surgimiento de nuevos ídolos”, reza el texto de la petición creada por Domingo.

El usuario hasta coloca a la señora Giménez entre los grandes de la pintura: “El resultado de la intervención combina inteligentemente el expresionismo primitivo de Francisco de Goya, con figuras como Ensor, Munch, Modigliani o el grupo Die Brücke, perteneciente a la corriente artística del expresionismo alemán”.

Desde que, el pasado martes, el Heraldo de Aragón publicó la noticia de la fallida restauración del eccehomo, la historia ha ido rebotando de medio en medio por toda España hasta traspasar las fronteras nacionales. De Australia a China, centenares de páginas webs catapultaron ayer Borja y su octogenaria vecina bajo la mirada de medio planeta. La noticia llegó a ser la más leída en el sitio de la BBC y la más compartida en las redes sociales por los lectores de Le Monde. Demasiada atención para la señora Giménez, que, según contaba su cuñado, anoche necesitó calmantes, tras sufrir un ataque de ansiedad.

Más información