Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La transformación del ‘boom’ urbanístico en ‘street art’

David Vaamonde ha creado 'Libre', un trabajo de arte urbano a base de spray, grafiti, pintura o tiza, sobre obras abandonadas o paralizadas

David Vaamonde (Nîmes, Francia,1976) pinta sobre tablas de madera de encofrado recuperadas de las obras abandonadas o paralizadas de algunos edificios. Se trata de reciclar unas superficies que tenían como misión inicial moldear pilares y plantas de hormigón. Entre el expresionismo y el grafiti, este artista francés afincado en España, ha creado su obra, Libre. "Libre por la técnica a base de spray, rotuladores, pintura acrílica y tiza. Y libre por el sentimiento", apunta Vaamonde.

David Vaamonde. ampliar foto
David Vaamonde.

La idea, cuenta este joven artista plástico, surge cuando al llegar a España se encuentra con un país "en ascensión económica bestial". Él, como muchos de lo que hemos vivido en España en los últimos 15 años, ha visto cómo miles de edificios se han levantado "como de la nada" convirtiéndose en oficinas, aeropuertos, palacios de congresos, viviendas ocupadas por familias, y hogares que nunca han llegado a ocuparse. "Esta visión se convirtió en algo normal en mi concepción de la ciudad", pero hoy, al pasar por delante de estas obras sin terminar, abandonadas, David Vaamonde, como gran parte de la sociedad, se hace muchas preguntas.

"Como expresionista del alma me dedico a recuperar tablas usadas de madera de encofrado, tablas destinadas a moldear los pilares de estos edificios, a moldear en muchos casos la integración y el futuro de personas a través del trabajo. En ellas pinto rostros de gente mirando al horizonte, rodeados de palabras, de esperanza o esperando una posible corona".

P. ¿Qué crees que aporta tu propuesta como valor?

R. Se trata de concienciar a la gente de la cantidad de personas que han venido de todos los rincones del mundo para trabajar en el mercado de la construcción. Juntando las tablas de madera que utilizo en mi trabajo, se podrían construir torres. Toda esta madera cortada en tablas de encofrado tiene, con mi obra, una segunda oportunidad.

P. ¿Qué posibilidad real ves de poder acceder al circuito estable de la cultura? 

R. La verdad es que muchas. No pretendo decir que sea fácil pero el arte es una forma de comunicar y, si llegas al público con tu mensaje y tu técnica, todo es posible.

P. ¿Cuáles son, a tu juicio, las mayores dificultades para los talentos emergentes? 

R. Conseguir contactar con las personas interesadas en estos temas, con quienes de verdad ven un proyecto y lo valoran en muy poco tiempo. La cantidad de propuestas es tan amplia actualmente que las probabilidades de destacar son pocas. Pero las hay.

P. ¿Qué beneficios esperas de salir en una plataforma como esta? 

R. Mostrar mi obra a toda esa gente que puede ver algo en lo que propongo. Participar en proyectos con otros compañeros y poder seguir creciendo.

P. ¿Con qué herramientas cuentan los talentos emergentes para darse a conocer?

R. Desde hace ya unos años, existen un número de herramientas importantes para mostrar el trabajo de los nuevos talentos. Algunas iniciativas de medios como este son fundamentales para dar visibilidad a nuevos artistas, y luego siempre queda el espacio virtual. Aun así lo más importante es dar prioridad al esfuerzo y al trabajo. Y luego, por qué no, mostrarse al resto del mundo.