Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escritores, estrellas y políticos despiden al escritor

Internet se llena de citas del autor para homenajear su talento

El escritor Gore Vidal, fotografiado en Ravello.
El escritor Gore Vidal, fotografiado en Ravello. EL PAÍS

Gore Vidal fue, ante todo, un hombre de letras pero el fallecido escritor también se aventuró en otros campos como la política, su primera pasión, o Hollywood, en donde se encontraba un buen puñado de sus mejores amigos. Los programas de análisis político y los late night shows de la televisión fueron el escenario perfecto para dar rienda suelta a su acerada visión sobre la sociedad y política estadounidense y le ofrecieron una plataforma para conectar con generaciones más jóvenes. “Nunca pierdo una oportunidad para practicar el sexo o aparecer en televisión”, era una de sus célebres citas. Hoy Internet se ha inundado de muchas otras, a las que ha apelado el mundo del espectáculo -desde Michael Moore al cantante de Scissor Sisters, pasando por Joan Collins o Ricky Gervais-, para homenajear al autor.

El cómico Ricky Gervais tuiteó: "No hay nada malo en deshacerse de la propia consciencia”. Louie Anderson, otro humorista, nominado a los Emmy de este año por la serie Viviendo con Louie, escribió: “Gore Vidal, tus palabras me hicieron sentirme mucho mejor conmigo mismo”. La actriz Joan Collins se lamentaba: “Mi amigo, el brillante Gore Vidal ha muerto, era un genio completamente único”. Otra intérprete mucho más joven, Martha Plimpton, también escogía una frase del escritor para homenajearle: “Cada vez que un amigo tiene éxito, yo muero un poco”.

La cita que escogió Michael Moore: “La mitad de los americanos nunca ha leído un periódico, la otra mitad nunca ha votado a un presidente. Espero que todos formen parte de la misma mitad”, ha sido reproducida en muchos otros tuits, como los publicados por la empresaria británica Martha Lane Fox o el político español, Javier Solana. Sorprende que, dada la intensa dedicación a la vida política de Vidal -que se presentó al Congreso por el Partido Demócrata en dos ocasiones-, sean tan pocos los políticos que han reaccionado públicamente a su muerte. Ni su primo, Al Gore, ni la Casa Blanca, de momento, han emitido comunicados.

Quien sí lo ha hecho ha sido el ministro de Asuntos Exteriores australiano, Bob Carr. En su cuenta de Twitter ha escrito: "Gore Vidal fue un escritor extremadamente comprometido, ideológicamente consecuente y un americano aislacionista”. David Niose, presidente de la Asociación Humanista Americana, ensalzó en un comunicado los valores de Vidal, su presidente de honor. “Dedicó toda su vida a señalar aquellos ámbitos de la sociedad que demandaban mayor atención, sin importarle o preocuparse por a quién podían molestar sus opiniones”.

Sorprende que, dada la intensa dedicación a la vida política de Vidal, sean tan pocos los políticos que han reaccionado públicamente a su muerte

Precisamente, esa indiferencia es a la que han aludido algunos para moderar sus halagos hacia el escritor el día después de su muerte. Gideon Rachman, colaborador del Finantial Times, escribía esto en la edición digital del diario: “Sé que no se debe hablar mal de los muertos, pero a Gore Vidal nunca le preocupó hablar mal de nadie. Así que permítanme que mi reacción a su fallecimiento no sea muy ortodoxa....”.

La lucha por reivindicar la normalidad de cualquier orientación sexual también ha sido reconocida en Internet. El líder de Scissor Sisters tuiteaba: “Gore Vidal, un talento único”. Su compañero en el grupo, Del Marqis, añadía: “Gracias por tu ingenio y por haber sigo gay mucho antes de que existieran los derechos de los homosexuales”. En esa misma línea, Michael Hulshof-Schmidt, activista de los derechos de los gais, comenzaba su entrada de su blog recordando que “hoy hemos perdido a un pionero y una leyenda de la comunidad homosexual”.

Si los políticos apenas se han manifestado sobre la pérdida de Vidal, sus colegas escritores han sido bastante más expresivos. Muchos también han apelado a las citas del autor para expresarle su admiración. Jon Courtenay Grimwood recordaba en su tuit la siguiente: “Escribe algo, aunque sea una nota de suicidio”. Taslima Nasreen, escritora en el exilio, publicó otra de las declaraciones más célebres de Vidal: “La democracia se supone que te da la sensación de poder elegir, más o menos como entre la aspirina X y la aspirina Y. Pero es caso es que ambas son píldoras”.

Más información