Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El chico para todo del cine

Iker Azkoitia es guionista, director, actor y cantautor. Con 24 años y 700 euros ha dirigido 'Libre', un cortometraje de ficción premiado en algunos festivales de cine

Iker Azkoitia.
Iker Azkoitia.

Nacido en Aretxabaleta (Guipúzcoa) en abril de 1987, Iker Azkoitia descubrió su pasión por la música gracias al Orfeón Donostiarra Txiki, y su amor por el cine en Málaga cuando participó en el casting final para protagonizar El camino de los ingleses,dirigida por Antonio Banderas, en 2006. Tras estudiar Publicidad y Relaciones públicas en Bilbao y arte dramático en la New York Film Academy viajó a Madrid para completar su formación como actor en Arte4, Estudio de Actores. Allí fundó, junto con dos compañeras, Moebius Films, para difundir y desarrollar sus proyectos profesionales. "Así me animé a escribir y a dirigir mi primer cortometraje, Libre, y Natalia Sprenger se encargó de producir esta historia que trata la violencia machista de forma muy sutil, hablando del miedo que nos impide tomar las decisiones que nos harán felices y que puede volvernos unos seres destructivos", puntualiza Azkoitia.

El filme se rodó durante cinco días en Madrid con un equipo de 16 personas y un presupuesto de 700 euros. Además de ser director y guionista de Libre, es el compositor de la banda sonora. El cortometraje ha ganado dos premios y ha participado en la sección oficial de seis festivales cinematográficos.

P. ¿Qué crees que aporta tu propuesta como valor?

R. Tras ganar el primer premio me comentaron que se había valorado positivamente el hecho de que una sola persona hubiera escrito, dirigido, interpretado y compuesto la banda sonora del corto, independientemente de su calidad técnica. Que había conseguido conectar con los espectadores y les había emocionado. Para mí es la pasión que pusimos todos los miembros del equipo técnico y artístico en el proyecto.

P. ¿Qué posibilidad real ves de poder acceder al circuito estable de la cultura?

R. Llevamos un tiempo viviendo una silenciosa y profunda transformación en los modelos de producción y consumo de los productos culturales. El circuito está más inestable y precario que nunca, y por ello pienso que tengo más posibilidades de sacar la cabeza si me enfoco hacia los nuevos medios y formatos, más asequibles y personalizados. Prueba de ello son el éxito y consolidación de Notodofilmfest, Microteatro por dinero o el estreno online de Carmina o revienta de Paco León.

P. ¿Cuáles son, a tu juicio, las mayores dificultades para los talentos emergentes?

R. La mayor dificultad es la falta de confianza en uno mismo. Para mí el talento va ligado al afán constante de superación, a la búsqueda y experimentación de las posibilidades expresivas y de los propios límites. Toda disciplina creativa es una carrera de fondo en la que uno ha de mantenerse en buena forma para aprovechar cualquier golpe de suerte que haga que “emerjas” o no. Todo lo demás, cuanto menos en cuenta lo tengas, mejor.

P. ¿Qué beneficios esperas de salir en una plataforma como esta?

R. Por un lado difundir mi trabajo como incipiente guionista y director, como actor y como cantautor. Por el otro, considero que esta plataforma puede acercar Libre a un público mayor y, a fin de cuentas, mi máxima aspiración como creador es llegar al espectador, emocionarle y transformar algo en él.

P. ¿Con qué herramientas cuentan los talentos emergentes para darse a conocer?

R. Apenas conozco plataformas de lanzamiento pero sin duda la herramienta por excelencia para darse a conocer son las redes sociales. Cuando no hay posibilidad de alcanzar las esferas de las productoras, uno puede ir encontrando y aglutinando a su propio público mediante las redes sociales, generando cada vez mayor interés hasta conseguir llamar la atención de los peces más grandes.

Más información