Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Videoarte latino y ciudadano del mundo

'Region 0' muestra en el MARCO de Vigo una selección de 57 piezas procedentes del Festival de videoarte latino de la Universidad de Nueva York

Un fotograma de 'Give me your blood, thanks', de Verónica Ruth Frías
Un fotograma de 'Give me your blood, thanks', de Verónica Ruth Frías

El videoarte con sabor latino deja regusto a nada. Y eso es bueno, porque significa que, venga de donde venga, la creación es global. Y más que en el paladar, donde debería permanecer es en la retina, el cerebro o el corazón. La lengua no tiene lugar. Entre el 3 de julio y el 1 de septiembre, el MARCO de Vigo acoge Region 0, una selección de 57 piezas procedentes del Festival de videoarte latino de Nueva York de 2011, y que se divide en dos programas, que pueden verse de jueves a sábado, uno de 17.00 a 19.00, y el otro de 19.00 a 21.00. Como prueba de la premisa inicial: el título, que alude a las regiones en que se divide la comercialización de los DVD (por ejemplo, Región 1 es EE UU, y los DVD que se venden bajo esa nomenclatura no pueden visionarse fuera de allí): sin región, no hay fronteras. “Ese es el espíritu que buscamos”, confirma Eva Mendoza, la comisaria.

Los vídeos, que también se exhibieron los pasados 5, 6 y 7 de julio en la Universidad de Sevilla, se mostraron por primera vez en marzo del año pasado en el Centro Rey Juan Carlos I de la Universidad de Nueva York, como estreno de un proyecto bianual que volverá a la Gran Manzana en 2013. También han pasado por Cuba, México y Canarias, y viajarán en otoño a Buenos Aires y, más adelante, al Instituto Cervantes de Londres. Todo un dechado de cosmopolitismo, aunque en versión comprimida, porque ninguna pieza dura más de 12 minutos. “El modelo que seguimos fue el de una convocatoria abierta”, explica Mendoza, “y el baremo de selección fue en cierta medida subjetivo, porque no había una temática asignada, así que lo que intenté fue seleccionar piezas lo más variadas posible”.

Entre los elegidos hay tanto vídeos de artistas más consolidados -como Vicente Blanco, Diana Larrea o Félix Fernández-, como de creadores emergentes. De las 300 propuestas remitidas, todas a través de Internet, la comisaria hizo el recorte hasta 57, muchas españolas, algunas menos procedentes de Latinoamérica y otras de españoles y latinoamericanos residentes en EE UU. “En la siguiente edición queremos que la convocatoria llegue a más países de América Latina”, asegura Mendoza. Aunque no existía ninguna imposición temática, curiosamente, la comisaria ha detectado seis grandes conceptos que se repiten “bastante”: la práctica artística; la estética cercana al videoclip; la animación, el diseño y la tecnología; el diálogo con la historia del arte y los conflictos personales. "Aunque no tienen ninguna relación con la nacionalidad del artista: no hay una temática latina". El arte es, nada más, un ciudadano del mundo.