Descubierto un manuscrito de Charles Chaplin sobre una obra que jamás realizó

El actor preparaba una obra inspirada en el bailarín Vaslav Nijinsky Las anotaciones han sido encontradas por la Filmoteca de Bolonia

Charles Chaplin en una escena de la película 'La quimera del oro'.
Charles Chaplin en una escena de la película 'La quimera del oro'.

La historia en sí provoca una mezcla de alegría y nostalgia. La Filmoteca de Bolonia acaba de encontrar, entre gran alborozo, un manuscrito inédito de Charles Chaplin (1889-1977) en el que el genio británico pergeña una película basada en la vida del gran bailarín ruso Vaslav Nijinsky (1890-1950), al que conoció en Los Ángeles en 1917. La alegría de los investigadores –que andaban indagando sobre la película Candilejas con motivo de su 60º aniversario— se convierte en nostalgia cuando, de la lectura del manuscrito, se llega a la conclusión de que Chaplin había encontrado el argumento y los mimbres necesarios para otra gran película… Una gran película que jamás llegó a filmar.

A lo largo de cuatro páginas con rayas, ya amarillas por el tiempo, Chaplin va esbozando de su puño y letra la historia que quiere contar. “El tema principal de la obra”, escribe, “es el hecho de que una carrera no conlleva la realización de los deseos del hombre, sino solo un camino que conduce a su destino”. Luego, Charles Chaplin traza los rasgos principales del protagonista, al que piensa llamar Naginsky y al que, entre otros, acompañarían en el reparto su esposa, un viejo amigo y un antiguo colega de profesión. “Naginsky”, se lee en el manuscrito, “el gran genio del ballet ruso, era un hombre sencillo, tímido y con dificultad para expresarse, de orígenes humildes. Era hijo de un zapatero pobre que no se podía permitir darle la educación que deseaba. Esto convirtió a Naginsky en una persona tímida y dubitativa siempre que intentaba expresarse, pues era consciente de su gramática y del sonido de su voz poco musical…”.

El descubrimiento de la Filmoteca de Bolonia se produce tras una década de investigación en los archivos y en los apuntes del artista en el marco del llamado Progetto Chaplin. Si bien todos los detalles se darán a conocer mañana viernes en el marco del Festival de Cine que organiza la Filmoteca, el diario La Repubblica avanzó hoy en su página web algunos detalles que ponen en valor el descubrimiento, así como cuatro fotografías también inéditas en las que aparece el cineasta junto a Buster Keaton.

Chaplin y Nijinsky se conocieron en 1917 cuando el bailarín visitó los estudios que el cineasta tenía en Los Ángeles durante el rodaje de Easy Street (Charlot en la calle de la paz). De origen polaco, Nijinsky, que además era coreógrafo, ya era célebre entonces por ser uno de los pocos bailarines de su época capaz de bailar “en pointe”, de puntas. Pero, según se desprende del manuscrito encontrado ahora, no era su virtuosismo lo que encandiló a Chaplin, sino su capacidad para cubrir de puntillas el largo y difícil camino entre la carrera y el deseo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS