Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marilyn nunca estuvo allí

Arranca la 65ª edición del festival de cine de Cannes con un recuerdo a Monroe y grandes nombres en su Sección Oficial

Cartel del Festival de Cannes. Ampliar foto
Cartel del Festival de Cannes.

Marilyn sonríe. Y sopla. En el gesto se nota cierta alegría. La vela sobre la tarta está apagada. Norman Jean cumple 30 años, y esa tarta, esa vela y es sonrisa se debe a su celebración. Cannes ha elegido esa foto para su cartel oficial, en una imagen feliz por su 65 aniversario, justo cuando ya han pasado cinco décadas desde la muerte de Monroe. Como aseguraba la organización en su nota de prensa el día del lanzamiento: “El póster atrapa a Marilyn por sorpresa en un momento íntimo donde el mito se encuentra con la realidad […]. Todo ello simboliza el ideal de sencillez y elegancia”.

Puede ser, pero la foto contiene varias trampas. Como Cannes. Por de pronto, está hecha dentro de un coche, un sitio muy extraño para comer tarta y soplar velas. Y además: Monroe nunca pisó Cannes, jamás paseó por La Croisette y por supuesto, nunca fue fotografiada en hoteles como el Carlton, el Martínez o el Majestic Barrière. Solo una película suya se proyectó en el certamen: en 1951 ‘Eva al desnudo’ obtuvo el Premio Especial del Jurado y el premio a la mejor actriz para Bette Davis. Monroe ni siquiera pisó Francia. Por cierto, que ya el año pasado la actriz fue la imagen de Una cierta mirada, con un bañador azul. El certamen vive esas mismas trampas: en la sección oficial están Abbas Kiarostami, Ulrich Seidl, Im Sang-soo, Carlos Reygadas… pero por allí se pasearán Jane Fonda, Brad Pitt, Zach Efron, Robert Pattinson, Nicole Kidman, Kristen Stewart, Ben Stiller o Sacha Baron Cohen, que hace doblete como actor de doblaje en ‘Madagascar 3’ y por su película ‘El dictador’, cuya iconografía ocupa la puerta del Carlton. Cannes vive de vender cine, y aunque se escude en grandes creadores de arte y ensayo, su negocio se diversifica de forma sorprendente: el año pasado en el Mercado de Cannes uno de los adelantos más vistos era el de una película china porno en 3D. Y los megaestrenos como ‘Prometheus’, de Ridley Scott, ‘Masagascar 3’ o ‘El caballero oscuro: la leyenda renace’, el tercer Batman de Christopher Nolan, se verán allí para compradores y privilegiados: esos títulos son los que moverán la publicidad, los miles de carteles que ocupan los balcones y las ventanas de los edificios que dan a La Croisette. En la pasada edición uno de ellos anunciaba ‘The paperboy’, la novela de Peter Dexter que fue durante un tiempo el proyecto estadounidense de Pedro Almodóvar –su nombre aparecía en la pancarta-. La semana que viene ‘The paperboy’ será uno de los platos fuertes del festival, con Lee Daniels (‘Precious’) como director. La inauguración hoy corre a cargo de Wes Anderson y su ‘Moonrise kingdom’, con Bill Murray, Bruce Willis, Tilda Swinton y Edward Norton. La clausura será ‘Thérèse Desqueyroux’, el filme póstumo de Claude Miller.

El hotel Carlton, de Cannes, decorado con carteles de la película 'El dictador', de Sacha Baron Cohen. ampliar foto
El hotel Carlton, de Cannes, decorado con carteles de la película 'El dictador', de Sacha Baron Cohen.

Y entre medias, dos libros capitales adaptados al cine veremos si con éxito: ‘En la carretera’, de Jack Kerouac, vista por Walter Salles; y ‘Cosmópolis’, de Don DeLillo, versión David Cronenberg. Bernardo Bertolucci se pasa al 3D –es el penúltimo grande en hacerlo, que Godard también ha decidido rodar en estereoscópico- con ‘Tú y yo’, igual que Darío Argento con su ‘Drácula’. Y como siempre, suenan unos pocos nombres para la Palma de Oro: clásicos como Abbas Kiarostami, Michael Haneke, Jacqques Audiard o Ken Loach, cineastas de prestigio como Andrew Dominik, Cristian Mungiu, Ulrich Seidl, Carlos Reygadas, Thomas Vinterberg, Im Sang-Soo o John Hillcoat, y directores en crecimiento como Jeff Nichols y Matteo Garrone (metido estos días en un escándalo sobre sus posibles contactos con la Camorra para rodar ‘Gomorra’), además de los antes mencionados.

Finalmente, dentro de un desembarco potente de cine latinoamericano, las películas españolas no han tenido mucho eco. ‘Drácula’, de Argento (sección oficial fuera de concurso), y ‘Elefante blanco’, de Trapero (proyectada en Una cierta mirada), cuentan con dinero español. Igual ocurre con ‘Siete días en La Habana’, uno de cuyos capítulos además está dirigido por Julio Medem. En la Quincena de Realizadores estarán Jaime Rosales con ‘Sueño y silencio’, y el argentino Benjamín Ávila, con ‘Infancia clandestina’, coproducción española-argentina. Y en la Semana de la Crítica, el español Antonio Méndez estrenará ‘Aquí y allá’. Todos, dentro de un certamen que mueve en la ciudad 250 millones de euros, y en el negocio cinematográfico… ni se sabe.

Más información