Javier Bardem regresa al cine español después de ocho años

El actor participará en ‘Alacrán enamorado’, tercera película de Santiago Zannou

El actor Javier Bardem posa para un retrato en Los Ángeles, California
El actor Javier Bardem posa para un retrato en Los Ángeles, CaliforniaM. ANZUONI (EFE)

Hacía ocho años que no rodaba con un director español: desde Mar adentro, con Alejandro Amenábar. Después ha vuelto, sí, pero en coproducciones extranjeras -con empresas españolas- filmadas en España: Los fantasmas de Goya, de Milos Forman; Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen, y Biutiful, de Alejandro González Iñárritu. Javier Bardem retorna al cine español a rodar Alacrán enamorado, la película de Santiago Zannou (El truco del manco, La puerta de no retorno) basada en la novela homónima de Carlos Bardem, y en la que participa el reparto con más testosterona del cine español: Álex González, Miguel Ángel Silvestre, Carlos Bardem y, ahora, su hermano Javier. El rodaje comenzará en breve, el 7 de mayo, convertido ya en un estreno fuerte de 2013.

Bardem (Javier) llegará a Alacrán enamorado procedente del plató de Skyfall, la nueva película de James Bond, en la que el ganador del Oscar encarna a Silva, el villano. En Madrid le espera Alacrán enamorado, poderosa novela convertida en guion por Carlos y Santi Zannou, director de gran potencia visual y al que le gustan “los personajes auténticos”.

Alacrán enamorado es una contundente versión siglo XXI de Romeo y Julieta, con Alyssa, una inmigrante latinoamericana que fue entregada a una red de prostitución infantil y que ahora se gana la vida limpiando casas —tendrá el rostro de Judith Diakhate (La noche de los girasoles)—, y Julián, apodado El Alacrán, el cabecilla de un brutal grupo neonazi. A Julián le dará vida Álex González, que en los primeros ensayos confesaba que había luchado denodadamente por el papel. “Me fascinó porque en el fondo el drama va de hacerse hombres”.

El filme se basa en la novela homónima escrita por su hermano Carlos

Ayer por la tarde, Carlos Bardem, recién llegado del ensayo —que confesaba “duro”—, contaba: “Sería una noticia importantísima, porque hace mucho que Javier no trabaja en la industria española”. Tras coincidir los dos Bardem casi anecdóticamente en tres películas (Perdita Durango, Los fantasmas de Goya y Torrente), ¿se podrán hacer comparaciones artísticas en la pantalla entre hermanos? “Como soy guionista, en la medida de lo imposible intentaré que eso no ocurra, porque saldría perdiendo de ese duelo”, confiesa entre risas. Mientras el pequeño Bardem (Las Palmas, 1969) ha ganado el Oscar con No es país para viejos, ha participado en un allen, en un bond, ha trabajado junto a Julia Roberts (Come, reza, ama) y ha rodado bajo la dirección de Terrence Malick —es decir, que se mueve entre los grandes—, el mayor (Madrid, 1963) ha crecido en su status como actor gracias a La zona, Che: guerrilla, Celda 211, Entrelobos o Días de gracia, y en su carrera como escritor: con Muertes ejemplares (1999) recibió una mención del Premio Nadal; con Alacrán enamorado confirmó su talento.

En septiembre, en los primeros ensayos, Carlos Bardem explicaba: “Existen muchos Julianes como los de la novela, los he visto en los gimnasios de boxeo. Y algunos han podido redimirse, a pesar de vivir marcados por el odio y realidades sociales muy duras, porque cuando aprenden a combatir por normas, tras años de violencia irracional, se convierten en mejores personas. El odio es un sentimiento todopoderoso: cuando estás poseído por él no hay espacio para más. El odio solo permite odiar. En cambio, cuando te enamoras, respetas a la otra persona”.

Junto a los dos Bardem actúan Álex González y Miguel Ángel Silvestre

La noticia ha emocionado a otro de sus compañeros, Miguel Ángel Silvestre: “Es un sueño desde que entré en una escuela de interpretación. Por suerte, he coincido con él en las clases de Juan Carlos Corazza, y siempre es un referente por compromiso, intensidad y dedicación a esta profesión y a sus compañeros. Admiro su capacidad por imaginar personajes genuinos y su valentía para llevarlos a cabo”. La producción corre a cargo de Álvaro Longoria, de Morena Films: “Para nosotros es una gran noticia”. Y cuenta del papel de Javier Bardem: “Es un personaje pequeño importante, y que tiene una aparición impactante”.

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS