Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Tate de Londres compra las pipas de porcelana del artista chino Ai Weiwei

La institución adquiere ocho de los 100 millones de piezas

No especifica el precio de la compra ni si se expondrán próximamente

Ai Weiwei en la instalación 'Pipas de girasol 2010', en la Tate Gallery de Londres. Ampliar foto
Ai Weiwei en la instalación 'Pipas de girasol 2010', en la Tate Gallery de Londres. AP

La Tate Modern de Londres ha adquirido las pipas de girasol de porcelana creadas por el reconocido artista y disidente chino Ai Weiwei, que ya se expusieron en una gran instalación en la sala de Turbinas de la galería en octubre de 2010.

En un comunicado difundido hoy, el grupo Tate informó de la adquisición, por una cifra no especificada -con la ayuda del Consejo internacional de la Tate y el Fondo de arte británico-, de ocho de los cien millones de pipas que conforman la obra Pipas de girasol 2010, que tapizó el suelo de la Tate Modern. Dos días después de la inauguración de la muestra se tuvo que prohibir el paso a la sala por considerar que el polvo que levantaban los materiales de que estaban elaboradas las pipas podían constituir un riesgo para la salud. La instalación pasó entonces a ser contemplada desde un puente instalado dentro de la galería.

La diez toneladas que pesan las pipas adquiridas por la Tate -de las 150 que conformaban la instalación inicial- pueden ser exhibidas como una escultura cónica de un metro y medio de altura y cinco metros de diámetro o como un cuadrado o rectángulo de diez centímetros de profundidad. Una portavoz de la Tate indicó a Efe que no hay planes para exponer al público las pipas en el futuro inmediato -se mostraron con esta forma piramidal de junio de 2011 a febrero de 2011-, y de momento se guardaran en un almacén.

Weiwei realizó 10 ediciones de la obra, en formato pequeño (sólo 100.000 pipas), y la casa de subastas Sotheby's vendió el pasado febrero una de ellas por algo más de medio millón de dólares (413.728 euros). Fueron cuatro los postores que pujaron por la montaña de pipas y, finalmente, el comprador telefónico desembolsó según los cálculos de la casa de subastas, unos 5,60 dólares (4,14 euros) por cada una de las pipas.

Las pipas de girasol, que para la instalación de Ai Weiwei fueron elaboradas por expertos artesanos en porcelana china, tienen muchos significados en China. Además de ser un aperitivo muy popular, se asocian con el periodo de la Revolución Cultural (1966-1976), cuando la propaganda presentaba a Mao Tse-tung como el sol y al pueblo como girasoles vueltos hacia su persona. El propio Ai ha recordado haber compartido con otros en tiempos de penuria, represión e incertidumbre unas humildes pipas y lo ve como un gesto profundo de amistad y compasión humana.

Ai Weiwei, defensor de los derechos humanos en su país, fue detenido por las autoridades chinas en abril de 2011 y puesto en libertad vigilada en junio de ese año, tras una campaña global a favor de su liberación.