Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

González-Sinde: "La ley perseguirá a los que se lucran y no a los usuarios"

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, afirma que "es el momento de definir qué descargas son las que llaman 'ilegales" y expresa satisfacción por la supresión del canon digital

La ley lleva su nombre. Y desde su primera formulación en noviembre de 2009 le ha traído decenas de críticas, cuando no insultos. Para colmo, la exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde no ha podido vivir en su cargo la aprobación del reglamento que daba actuación definitiva a la llamada ley Sinde. Ha sido el recién instalado Gobierno del PP el que, en el Consejo de Ministros de hoy, ha dado el paso que faltaba para terminar el largo viaje de la polémica norma. Aun así, González-Sinde se ha mostrado satisfecha en declaraciones a Efe: "Es una buena solución que busca es perseguir a las páginas, que son muchas, que se lucran, y no al usuario". Es más, González-Sinde está "muy orgullosa de haber trabajado en ella".

La exministra considera que la ley, también llamada antidescargas, es una "norma equilibrada que va a permitir desarrollar una oferta legal a precios asequibles". En cuanto a la supresión del canon digital, González-Sinde ha asegurado que ya se había estudiado cuando ella aun ocupaba el Ministerio: "Estuvimos desarrollando varios modelos de compensación de copia privada junto con Industria pero luego no había consenso entre las partes, entre los receptores y los fabricantes de dispositivos".

La Asociación de Internautas hubiese suprimido el canon bastante antes, hace ya tres años. En concreto, en julio de 2008, cuando lo recurrió ante la Audiencia Nacional. Por tanto, su presidente Víctor Domingo, no podía sino alegrarse por su desaparición. "Estamos satisfechos. Aunque, para que la decisión sea justa, falta el efecto retroactivo", ha declarado Domingo, haciendo referencia a las decenas de Ayuntamientos y empresas que han pagado el canon durante los últimos años y que deberían, según él, recibir su dinero de vuelta.

Domingo ha hablado también de la aprobación del reglamento de la ley Sinde al afirmar a Efe que es el momento de "definir qué descargas son las que llaman ilegales porque ahora no está definido". En cambio, para Antonio Guisasola, de Promusicae, la asociación de Productores de Música de España, "ya era hora".

El portavoz de la SGAE, Sabino Méndez, se ha mostrado de acuerdo con Guisasola: ""El debate no se ha dado con seriedad en los años anteriores y, entendiendo que es un momento de urgencia, de crisis, se espera rapidez de actuación y seriedad". Méndez ha añadido, en nombre de la SGAE, que se alegran "muchísimo de que por fin se impone la realidad. Vamos a hablar de cosas reales y se va a acabar esta especie de demagogia".

La supresión del canon digital, una tasa que la anterior gestión de la SGAE había defendido con uñas y dientes, no ha sorprendido a Méndez. El portavoz de la entidad cree que era una figura "mal llamada, peor aplicada y todavía peor explicada", además de una "mala aplicación de la compensación por copia privada, algo legítimo", a su modo de ver.

Novedad relativa

Abel Martín Villarejo, director general de AISGE (la entidad que gestiona en España los derechos de propiedad intelectual de actores, dobladores, bailarines y directores de escena), deja entender, a través de un comunicado, que para él no se trata de una gran novedad: "El mal llamado canon digital no existe en la legislación española, luego no puede ser objeto de supresión. Lo que nuestra Ley de Propiedad Intelectual regula en su artículo 25 es la "compensación equitativa por copia privada".

Por tanto, para Villarejo al Ejecutivo le queda más trabajo pendiente: "Lo que sí puede y debe hacer el Gobierno es desarrollar la regulación de este derecho por vía reglamentaria, para especificar qué soportes y aparatos se encuentran en cada momento sujetos al pago del derecho (como consecuencia del avance de las nuevas tecnologías), quiénes lo han de pagar y cómo se deba realizar el pago para evitar fraudes en el mercado".

El abogado José Jover, en declaraciones a Efe, no se ha exactamente entusiasmado por la aprobación de la ley Sinde. Conocido defensor de los derechos de cuantos apoyan las descargas gratuitas frente a las sociedades de gestión de los derechos de autor, Jover se mueve con pies de plomo: "Hay que tomar el anuncio con mucha prudencia. Me parece más un brindis de cara a la galería para poner un poco de vaselina por todo lo que venía detrás, entre otras cosas por la aprobación del reglamento de la ley Sinde, que una medida efectiva".