Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aliaga gana el Premi Joanot Martorell con sus personajes desafinados

El jurado concede el Premi de Poesía Ausiàs March del Ayuntamiento de Gandia a la catalana Laia Noguera

El escritor y periodista de Xàtiva Xavier Aliaga (Madrid, 1970) ha sido galardonado con el XXXIII Premi de Narrativa Joanot Martorell que otorga el Ayuntamiento de Gandia, por su último trabajo, la novela titulada Vides desafinades, que publica la editorial Edicions 62 y de la que el jurado ha destacado su modernidad. En categoría de poesía, el XLIX Premi Ausiàs March ha recaído en Laia Noguera (Calella, 1983), por Caure, un conjunto de poemas concisos y breves presentados con la voluntad de "que dialoguen los unos con los otros".

"Es mi novela más completa, la más compleja", ha señalado Aliaga, quien explica que es la primera novela en la que el hilo conductor no es el humor sino que tiene "una gran carga dramática". Así, el escritor reconoce que se trata de una obra con "un tono agrio, oscuro" y con el arranque de la actual debacle económica de fondo. "Es una especie de fragmento congelado del inicio de la crisis, entre 2007 y 2008, con una serie de personajes que rondan los treinta y tantos años, en tránsito a la madurez, con problemas diferentes, en su relaciones personales, en sus trabajos... en un contexto complicado". Y muchos de esos personajes pertenecen a la escena de la música independiente. Por ejemplo, dos de las protagonistas son dos mujeres, Vicky y Marta, que tienen una discográfica independiente y luchan por lanzar un grupo prometedor. Y de ahí, de esas personas que no están en sintonía con su entorno le viene el título a su trabajo, Vides desafinades.

Más que de su plasmación formal, que Aliaga califica de "estructura clásica de vidas cruzadas", como algunos de sus anteriores trabajos, el autor destaca de su último trabajo el lenguaje empleado en el texto, que refleja el argot musical de la escena underground valenciana. Y aunque tranquiliza al lector, le da respiro, mediante algún personaje con una vida menos atormentada, Aliaga, preguntado por si hay lugar al optimismo en su trabajo, responde entre risas: "Mejor que lean mis primeras novelas".

Aliaga, licenciado en Filologia Catalana y colaborador habitual de EL PAÍS, cuenta ya con una galardonada trayectoria literaria. Así, ya mereció el premio de narrativa de Vila de Lloseta de Mallorca por su novela 'Si no ho dic, rebente' (Editorial Moll), y en 2008 ganó el Premi Andròmina de narrativa, que convoca cada año dentro de los Premis Octubre la Editorial 3i 4, por su trabajo 'Els neons de Sodoma'.

En esta edición de los premios de Gandia se han presentado 28 originales en la categoría de narrativa y 54 en la de poesía. El jurado estaba compuesto, en el primer caso, por Ignasi Mora, Pilar Beltran, Miquel de Palol, Adolf Beltran y Josep Maria Castellet. En cuanto a los poemas, los compenentes han sido Jordi Cornudella, Jaume Pont, Maria Josep Escrivà, Ana Maria Moix y MArc Granell.