Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Charla con un visionario 'apocalíptico'

Pilar del Río, esposa del escritor portugués, presenta 'José Saramago, un retrato apasionado', la conversación entre el Nobel de Literatura y el periodista Armando Baptista-Bastos

José Saramago en playa Quemada, entre Yaiza y Tías en Lanzarote (Canarias), en una imagen de 2007.
José Saramago en playa Quemada, entre Yaiza y Tías en Lanzarote (Canarias), en una imagen de 2007.

Dos amigos portugueses conversan rodeados por volcanes en Lanzarote entre 1996 y 1997. Hablan de música, literatura y mujeres, "las principales pasiones de Saramago", dice su mujer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. José Saramago, un retrato apasionado del periodista y escritor Armando Baptista-Bastos (Clave Intelectual, la editorial argentina recién desembarcada en España) es una charla sobre "el oficio de escribir entre dos personas que no se podían mentir, con una concepción muy particular del mundo", apostilla Pilar del Río.

Baptista-Bastos pregunta a Saramago sobre el comunismo, las mujeres, su escritura más o menos neorrealista y la religión. Dispara con literatura y recibe su recompensa con la creatividad de un Nobel que supo decir no sin pliegos ni ornamentos. "Baptista pertenecía a la élite cultural de Portugal -era 10 años más joven- y José tardó mucho en entrar en esos círculos, no fue a la universidad, venía de fuera, era autodidacta", explica Del Río.

"¿Qué pensaría José del 15-M?: que se lean Ensayo sobre la lucidez", dice Pilar del Río

La periodista es también la autora del prólogo que introduce un libro cuyo eje central, la conversación, se completa con una cronología, una bibliografía, una breve autobiografía del propio autor y testimonios de otros escritores. Además de un reportaje fotográfico inédito de Saramago en Lanzarote firmado por el fotógrafo portugués Joao Francisco Vilhena. "Un pequeño gran libro, un homenaje", dice su viuda. Casi un manual para aquellos que aún tengan alguna duda acerca del autor de Ensayo sobre la ceguera. El libro se presenta esta tarde (a las 19.00) en el marco de la IX Mostra portuguesa, en el Círculo de Bellas arte con la actuación de Luis Pastor y la participación del escritor César Antonio Molina.

La única que compite en protagonismo con el escritor portugués es Lanzarote. "La isla fue definitiva en el cambio de estilo de Saramago, modifica a un hombre maduro con una trayectoria ya consolidada", afirma Del Río. "José empezó hablando de la estatua y cuando se trasladó a Lanzarote descubrió la piedra a partir de la que se hacía. Su último libro da un paso más, es el corazón de la piedra". Al traer a la conversación este pequeño lugar en el mundo Pilar del Río hace una recomendación al lector: "Es un libro para cruzar con la película José y Pilar (candidata a los oscar por Portugal) y así ver también el lugar donde se produce la entrevista". El 18 de noviembre se proyectará en la Academia de Cine de Madrid como carta de presentación a los Goya.

Agorero, apocalíptico, visionario

"¿Qué pensaría José del 15-M?: que se lean Ensayo sobre la lucidez", espeta Del Río en un mensaje más que dirigido a aquellos que llamaron a Saramago agorero y apocalíptico cuando dio unas cuántas pistas sobre hacia dónde se dirigía el mundo. José Saramago, un retrato apasionado dibuja también al convencido comunista "de puta base", apunta su mujer, cuya pasión por la política respondía a su condición de ciudadano. "Cuatro días antes de morir, en nuestra cena de aniversario, tuvimos una charla sobre la crisis económica con unos amigos", recuerda Del Río. "Os quedáis en la epidermis, nos contestó José, esto es una crisis moral". Las fragmentos dedicados a la militancia del escritor, atravesados por su convencimiento izquierdista y su desencanto con el socialismo, dibujan a un visionario que ya en La caverna convirtió el "no" en la única palabra revolucionaria.

El próximo marzo se publicará Claraboya, novela inédita que el escritor acabó con 30 años (a principios de la década de los años 50) y tras la cual mantuvo un silencio creativo de dos décadas. Ese silencio "de alguna manera, tiene su origen en la falta de respeto con que el autor se sintió tratado", señalaba en aquel momento la Fundación José Saramago que preside Pilar del Río en un comunicado. El libro estuvo perdido casi durante 40 años y la institución ha lanzado fragmentos a modo de puzle de la obra en la web con motivo del 89 cumpleaños del escritor.

Además, Pilar del Río adelanta, sin precisar, una segunda publicación. "Será un lanzamiento mundial de su último libro", especifica. A Saramago solo le dio tiempo a escribir cuatro capítulos de Alabardas, que se publicarán también el año que viene.