Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fiesta para todos

El megaconcierto 'Lo mejor de aquí y de allí' celebra los 20 años de Cadena Dial con tres horas de música gratuita.- Artistas como La Oreja de Van Gogh y Bustamante aprovechan para promocionar sus nuevos trabajos

Faltaban solo las velas. Los demás ingredientes de una fiesta estaban allí. Música, entusiasmo e invitados, muchos invitados. Razones para celebrar las había de sobra. Miles de aficionados festejaron anoche Lo mejor de aquí y de allí, una noche gratuita de música en español, llenando las gradas del Palacio de los Deportes de Madrid. La organizadora, Cadena Dial, celebraba su 20 aniversario. Y sobre el escenario, David Bustamante, Chenoa, Pablo Alborán y La Oreja de Van Gogh, entre otros, promocionaban su nuevo disco o sencillo, al igual que la mayoría de los 18 artistas españoles y latinoamericanos que actuaron.

Beatriz Luengo lanzó al principio de la noche un mensaje para que el evento fuera inolvidable. Su Como tu no hay dos fue la bienvenida a la fiesta. Aunque, como en toda celebración, el comienzo fue algo frío. Los ánimos del público se fueron calentando sin embargo actuación tras actuación, hasta que el primer pique de gritos acogió la llegada de David DeMaría. Una ovación mayor todavía se la llevó Casi Melancólico, del sevillano Hugo Salazar, mientras entre las miles de cabezas del público se asomaban carteles coloreados con el nombre del músico.

Una rápida ojeada por el estadio desvelaba la joven edad media del público. Aunque en el Palacio de los Deportes también hubo espacio para las familias y para los que su 20 aniversario lo celebraron hace tiempo. Dos hermanas mayores, una hora antes del show, explicaban que habían ido sobre todo a ver a Sergio Dalma. Tuvieron que esperar ya que el músico fue de los últimos en subir al escenario. Su El mundo recibió mareas de aplausos.

Los locutores de Cadena Dial hacían de presentadores e introducían, uno tras otro, a los 18 artistas. Saludos, dos canciones y despedida. "Se te hace muy corto, habríamos hecho un concierto completo", contaba justo después de su actuación Lydia Rodríguez, de Presuntos Implicados. "Aún así se disfruta. No es levantarse a las siete para ir a la obra, sino hacer lo que más nos gusta: tocar", explicaba Andy, de Andy & Lucas, al bajarse del escenario.

Se dice que en las fiestas los más esperados han de llegar tarde, de hacerse de rogar. Fiel a esa regla, Lo mejor de aquí y de allí dejó sus huéspedes más famosos para la mitad o incluso para el final. El evento sumaba ya una hora y media de música cuando Carlos Baute tocó Quien te quiere como yo, acompañado por el coro del público. "Lo mejor es ver que los espectadores dejan de mirarte para mirarse entre ellos y dedicarse tu canción", sostenía Baute, a quien le esperaba un vuelo para Argentina y otro concierto al día siguiente. Poco después La Oreja de Van Gogh entonó Cometas por el cielo, sencillo del álbum homónimo que acaban de publicar.

El último invitado en tocar al timbre del Palacio de los Deportes fue David Bustamante. Acogido por el delirio de los fans, el artista intentó retomar el mensaje con el que la celebración había comenzado. Como Tú Ninguna fue la última canción de la noche. Un vídeo con los mejores momentos cerró el concierto. Luego, como en todas las fiestas, solo quedaron las fotos y los recuerdos.