Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Himnos construidos con sangre derramada"

Los cantautores Luis Eduardo Aute y Pedro Guerra se someten al cuestionario musical antes de actuar Santander

Los cantautores Luis Eduardo Aute y Pedro Guerra actuaron la semana pasada ante la fachada del Palacio de la Magdalena en Santander. Aute, de vuelta de su gira por México con su último disco Intemperie, y Guerra, que lanzará nuevo álbum en octubre, aseguran que en América Latina se muestra "un gran respeto" por los cantautores, mientras que en España "son eternamente castigados" por un sector de medios y de población. Ambos responden juntos al cuestionario musical en un ambiente reivindicativo, cómplice y cargado de ironía.

1. ¿Cuál fue la primera canción que te impresionó? ¿Y la última?

Luis Eduardo Aute: 'Cantando bajo la lluvia'. Vi la película en el cine, en Manila, y me encantó. "I'm singing in the rain, I'm singing in the rain..." (canturrea). Y la última que me ha dejado impactado ha sido la banda sonora de la serie Dexter.

Pedro Guerra: Mi primer recuerdo musical es de Nino Bravo. Yo era muy pequeño y cantaba Libre en casa apasionadamente. También recuerdo una versión que hacía José Feliciano de una canción italiana: "Qué será pueblo mío que estás en la colina...". Muy bonita. La última... La versión de O sole mio de Pietra Montecorvino, una cantante italiana que descubrí hace unos años y tiene una voz rockera que me gusta mucho.

2. ¿Qué canción eliges para estar de buen humor?

L.E.A: Ninguna. Si tengo un mal día lo paso sin música

P.G: Yo igual.

3. ¿A quién le escribirías una canción?

L.E.A: A mi perra, Duna, la más bonita del mundo. Tengo ganas de hacerle una canción porque me recuerda a la modelo Naomi Campbel... (sonríe).

P.G.: A nadie en concreto, no soy mucho de proyectar las canciones que escribo. Prefiero dejarme llevar y que vayan saliendo.

4. El disco perfecto para escuchar en casa.

L.E.A: Intemperie (hay que promocionarse).

P.G: Coplas del querer, el último de Miguel Poveda, lo he escuchado muchísimo y me parece perfecto para mi casa.

5. Con quién te hubiera gustado compartir escenario.

L.E.A: Con [John] Lennon, sin duda, muy por encima de muchos otros de gran renombre.

P.G.: Con Jacques Brel no me hubiera importado, [conocido internacionalmente por la canción Ne me quitte pas].

6. La canción que odias que te guste.

P.G.: A veces me sorprendo tarareando Devórame otra vez. No sé qué tiene esa melodía, porque no me interesa objetivamente pero algo tiene que tener.

L.E.A: Casi todas las mías (ríe Guerra). Lo digo en serio, hay algunas que las llegas a odiar después de haberlas trabajado tanto.

7. La canción que te encantaría que te gustase pero no puedes.

P.G.: A veces pienso que me debería gustar Shakira, porque como veo que le gusta a tanta gente...

L.E.A.: Hombre, está buena y muy buena, con perdón; no vaya a ser que se 'pique' Piqué (ríen).

8. ¿A quién le cantarías las cuarenta?

L.E.A: Uff, a más de cuarenta. Empezando por los que están detrás de [las agencias de calificación] Moody's, Standard and Poors, Fitch ... Quisiera conocerlos. Les cantaría las 40 y muchas más.

9. ¿La canción más violenta del mundo?

L.E.A.: Los himnos de los países. Están construidos con sangre derramada, como las banderas.

P.G: El mundo de la copla tiene canciones hermosísimas pero al mismo tiempo puede haber una violencia soterrada de otra época en el tratamiento de la mujer. Antes se podía cantar tranquilamente "la mataría" en una copla, que con el tiempo se han depurado, aunque siga habiendo algo en las letras de ahora.

10. ¿Hay alguna canción que sirva de melodía para acompañar al movimiento del 15-M?

P.G: El 15-M no necesita canciones. Pero tampoco líderes, personajes públicos, ni partidos políticos. Es algo espontáneo de la gente y se hace innecesario. Lo que antes hacía una canción, ahora lo hacen las redes sociales como Twitter.

11. La canción más relajante.

P.G.: Aquella que hizo Eduardo Slowly, esa era muy relajante, ¿verdad?

L.E.A: Yo prefiero apostar de nuevo por Cantando bajo la lluvia; es la canción de la felicidad.