Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Academia hará cambios en el Diccionario "con la mayor celeridad"

La junta general defiende que se introduzcan planteamientos historiográficos distintos en algunas entradas

Habrá cambios en el Diccionario Biográfico Español. La junta general de la Real Academia de la Historia, reunida este viernes por la tarde durante poco más de hora y media, defendió que se introduzcan cambios "con la mayor celeridad posible" y planteamientos historiográficos distintos en algunas entradas. "Puede haber, sin duda, un subconjunto de entradas que admitan otro planteamiento historiográfico susceptible de ser incorporado con la mayor celeridad posible", señala el comunicado de la institución.

Aunque no se cita expresamente ninguna, esta alusión obedece a la reseña de Franco, escrita por un admirador del franquismo, el medievalista Luis Suárez, que no lo considera un dictador, y a otras, en las que aflora la simpatía ideológica del entrevistado, como es el caso de Carlos Seco Serrano, que considera el Gobierno de Negrín de "practicamente dictatorial", en su reseña sobre Manuel Azaña. "Como toda obra histórica, el Diccionario Biográfico Español está abierto a la crítica, a su consideración rigurosa y a los enriquecimientos y cambios que procedan", expone en un comunicado difundido tras la junta.

Para elaborar la versión digital de la obra, los académicos acordaron crear una comisión permanente que se encargará de "fijar los procedimientos de mejora y revisión según proceda". Desde que comenzó a organizar el diccionario, la Academia "planteó la necesidad de la edición digital de las biografías, con el convencimiento de que permitirá añadir permanentemente nuevas entradas e información nueva", se indica también en el comunicado.

El director de la Real Academia de la Historia, Gonzalo Anes, había dicho que no se harían declaraciones, a la salida del pleno se le escapó un escueto "todo muy bien, todo muy bien", cuando pasó rápido junto a los periodistas que lo aguardaban en la puerta de la Academia de la Historia. El secretario de la institución, Eloy Benito, sí comentó que el acuerdo se había aprobado "por unanimidad".

La gran obra de la Real Academia de la Historia, el Diccionario Biográfico Español, presentado con pompa el pasado 26 de mayo, ha quedado seriamente noqueada por el escaso rigor científico de algunas biografías de personajes del siglo XX (aunque el rigor presida otras), dejando así en entredicho la labor de más de 5.000 biógrafos, tres siglos de espera y 10 años de trabajo.