Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
64º Festival de Cannes

Von Trier 'persona non grata', pero ¿y Kusturica?

Cineastas bosnios reclaman la expulsión del certamen del realizador serbio, que preside en Cannes el jurado de 'Una cierta mirada', por "apoyar criminales de guerra"

La realizadora bosnia Jasmila Zbanic ganó el Oso de Oro en Berlín 2006 con la desoladora Grbavica y siguió mostrando su talento como directora con En el camino (2010). Haris Pasovic, director de teatro y de documentales, montó el primer festival de cine de Sarajevo durante el asedio de la ciudad y produjo Waiting for Godot, el filme que rodó Susan Sontag mientras la capital bosnia estaba sitiada. Son dos de las grandes voces del cine de los Balcanes y, obviamente, los creadores más conocidos del cine bosnio.

Y desde hace unos días, además, los más enfadados. Ayer Zbanic y Pasovic enviaron una carta abierta a, entre otros, la organización de la Berlinale y a la Academia del Cine europeo congratulándose de la decisión de Cannes de distanciarse de las declaraciones filonazis de Von Trier pero pidiendo el mismo trato para el realizador serbio Emir Kusturica, que en el certamen francés preside el jurado de la sección Una cierta mirada. "El festival usa el doble rasero con Emir Kusturica, que durante largo tiempo ha apoyado a los criminales de guerra del conflicto bélico de los Balcanes en los años 90". Y prosiguen: "Durante el sitio de 1992 a 1995 de Sarajevo, muchos intelectuales europeos levantaron sus voces contra su destrucción mientras Emir Kusturica, nacido en Sarajevo, estaba haciendo películas patrocinado por el presidente de Serbia Slobodan Milosevic, el cerebro de las atrocidades en los Balcanes. Incluso hoy Emir Kusturica apoya a Radovan Karadzic, describiéndole como un 'héroe' y dedicándole canciones que celebran 'poéticamente' su heroísmo, aunque el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia de La Haya le esté juzgando por el genocidio de Srebenica y las matanzas de personas no serbias en los campos de detención que montó por toda Bosnia".

En la carta, Zbanic y Pasovic piden, con todo el respeto "al derecho de los artistas a estar locos o idos", a Gilles Jacob y Thierry Fremont, cabezas pensantes de Cannes, que apliquen el mismo rasero a todo el que apoye a criminales de guerra, incluyendo a Kusturica. Que para eso el festival es "uno de los más grandes en eventos cinematográficos del mundo y tiene una responsabilidad ante el público de todo el planeta, especialmente este año", tras la frase de Von Trier.

Por ahora no ha habido respuesta oficial del Festival de Cannes.