Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Generalitat y creadores coinciden en llevar a cabo recortes "con finura"

El consejero de Cultura dice que el tijeretazo afectará menos a los sectores culturales más débiles

El consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, ha mantenido hoy una reunión de casi dos horas con los representantes de las 14 asociaciones de artistas y creadores, en la que han coincidido en llevar a cabo recortes presupuestarios "con finura".

Tras la reunión, Mascarell ha dicho que "la reunión ha sido muy sincera por ambas partes y en ella ha quedado patente que somos una sola parte, porque a todos nos interesa y compartimos la idea de la excepcionalidad cultural".

El consejero ha hablado de aplicar "cirugía fina" que afecte lo menos posible a los sectores culturales más débiles y ha reiterado su idea de que "los recortes afectarán más a los grandes equipamientos y miraremos que el resto sufran lo menos posible". Considera que sería "frívolo" pensar que este año se podrá aplicar ya la excepcionalidad cultural, una iniciativa que ve más factible "a medio plazo" y "siempre que tenga un respaldo social".

En nombre de los colectivos de creadores, el artista visual Florenci Guntín ha explicado que "no habrá hoy una declaración formal, pues los 14 colectivos representados en la reunión, que aglutinan a unos 12.000 artistas y creadores, tienen un sistema de toma de decisiones muy lento".

En la reunión, ha comentado Guntín, han explicado a Mascarell que "la situación es de extrema gravedad, pues hay el peligro de que se produzcan nuevos recortes en áreas con presupuestos ya muy bajos que pueden afectar al tejido productivo, de difusión y de creación de nuevos públicos". "Seguiremos trabajando para que el impacto sobre el tejido productivo sea prácticamente cero", ha dicho Guntín.

El presidente de la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña (AADPC), Joan Maria Gual, ha asegurado que "los artistas no son autistas, somos conscientes de que la situación económica es grave y que los recortes globales son inevitables, pero otra cosa diferente es cómo se llevan a cabo esos recortes". "Queremos que se nos considere una pata más del Estado del bienestar", ha sentenciado Gual. En palabras de Guntín, "unos y otros tendremos que coger el bisturí para hacer ajustes quirúrgicos muy finos y evitar que el enfermo entre más en crisis o acabe en el tanatorio".