Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de la cultura reúne a 500 manifestantes contra los recortes

El consejero Ferran Mascarell se reunirá el martes con los representantes de la plataforma 'No retalleu la cultura'

La plataforma No retalleu la cultura, formada por 80 asociaciones del sector, ha reunido la tarde de este lunes en la plaza dels Àngels de Barcelona alrededor de 500 personas para protestar contra los recortes anunciados por el Departamentode Cultura de la Generalitat, aunque los organizadores han anunciado que este martes mantendrán un primer encuentro con el consejero, Ferran Mascarell.

El acto, breve y discreto, ha arrancado con una lectura de poemas de Joan Brossa y del manifiesto a cargo de algunos representantes de las asociaciones profesionales convocantes, entre los que estaban también artistas conocidos, como el actor Sergi López y el artista visual Joan Fontcuberta.

Posteriormente, el músico Dick Them ha ejercido de portavoz y ha anunciado que la manifestación marca un punto de inflexión, ya que ahora se aparca la protesta para empezar el debate y la negociación, para poder evitar el recorte de entre el 10 y el 15% de las subvenciones que anunció Mascarel.

El primer paso será la reunión de este martes con el consejero, al que trasladarán su "grito" contra un recorte "indiscriminado", y el miércoles los organizadores de la protesta ya empezarán a contactar con los partidos políticos para que presenten enmiendas de cara a la aprobación de los presupuestos. "No retalleu la cultura no es una reacción coyuntural", ha dicho, y ha avanzado que la plataforma estará en "permanente vigilia" y que a partir de ahora pasará a estar coordinada por la Associació de Professionals de la Gestión Cultural de Cataluña (APGC).

No han asistido al acto los representantes de las instituciones públicas que más se verán afectadas por el recorte, ni tampoco los del Consejo Nacional de la Cultura i de las Artes (CoNCA), que mostró su apoyo a la convocatoria en un comunicado.

Entre los rostros conocidos estaban, además de López y Fontcuberta, el bailarín Cesc Gelabert, el actor Pere Arquillué, el escritor Miquel de Palol y la bailarina Sol Picó, quien ha manifestado su rechazo a un recorte que introduce al sector "en un pozo sin fondo". "Yo, desde mi compañía estoy dando trabajo a 30 personas, es absolutamente absurdo", ha dicho, reivindicando el papel que la cultura también tiene en la creación de empleo y en la economía, algo que muchas veces, se tergiversa, ha dicho.

Un sector precario

Picó ha recordado que el sector de la cultura -y el de la danza en particular- siempre ha sido precario, y aunque considera que la disminución de ayudas públicas crea conmoción ha confiado en la capacidad de negociación del consejero Mascarell, alguien "muy sensible" con la cultura, ha asegurado.

El manifiesto de No retalleu la cultura recuerda que la administración catalana es una de las que menos recursos públicos destina a la cultura -un 0,98% del presupuesto general-, y que un nuevo recorte solo serviría para "alejarse de los estándares europeos". Además, el manifiesto advierte de que un recorte obligará a aumentar el precio de las entradas a espectáculos, conciertos y exposiciones y que la disminución del presupuesto forzará una privatización de equipamientos y programaciones situando una buena parte de la oferta cultural bajo la lógica del mercado y las audiencias.

El consejero pide un cambio de planteamiento

Por suparte, el consejer de Cultura Ferran Mascarell ha afirmado este lunes que hará todo lo posible para que los recortes en el sector de la cultura incidan lo menos posible en los pequeños creadores. Lo ha manifestado en un encuentro con periodistas antes de la representación teatral Radiación en el Teatro Romea de Barcelona.

Elconsejero ha explicado que las entidades convocantes a la manifestación contra los recortes de este lunes deben hacer un "cambio de planteamiento". "Tienen que entender que todos debemos sumar para otorgar a la cultura la centralidad que se merece", ha dicho. Además, ha recordado que conoce muy bien el sector y que no hará recortes innecesarios, aunque "como todas las otras consejerías", Cultura deberá reducir su presupuesto en un 10%.

Sin embargo, ha señalado que trasladará su intención de intentar evitar al máximo los recortes en la reunión que tiene planificada este martes con los responsables de la convocatoria, y ha sostenido que, si no es posible, apuesta por ajustar el presupuesto interno de la administración y de las grandes entidades con el objetivo de mantener la centralidad de la cultura en la sociedad.