Ondák, la tragedia y los mineros de Chile

El artista esloveno Roman Ondák estrena su obra Time Capsule, una réplica de la cápsula de la mina de San José, en el museo Modern Art Oxford

Primero fue el accidente que mantuvo en vilo a la atención pública mundial. En la remota mina de San José, en el desierto de Atacama, 33 mineros chilenos sobrevivieron durante 69 días atrapados a 700 metros bajo tierra. Desde entonces hasta ahora se han publicado varios libros -Los 33 hombres, Vivos bajo tierra- y alguna película que no tardará en llegar a las pantallas. Pero faltaban las obras de arte.

El artista conceptual esloveno Roman Ondák es el autor de la Cápsula del tiempo -Time Capsule-, una de las dos instalaciones que el museo Modern Art Oxford ofrece a sus visitantes hasta el próximo 20 de mayo. Una réplica de la cápsula que sirvió para rescatar a los mineros, encargada por el artista a los mismos fabricantes de Chile que construyeron la original, Fénix 2 es la protagonista de la instalación. Una obra con la que Ondák vuelve a mostrar su interés por incorporar experiencias vitales reales al mundo del arte.

Una galería en penumbra, apenas iluminada, recibe al visitante. El espacio casi enteramente vacío centra inmediatamente la atención en la blanquiazul cápsula de rescate, copia exacta de la original. La bandera de Chile pintada sobre el cilindro recuerda la nacionalidad de quienes estuvieron a punto de perecer en una mina que nunca debiera de haber estado abierta, y encima, un cable salvador desaparece en un túnel de metal, aquél que excavado desde la superficie sirvió para obrar el milagro. Y al mirar por el cilindro metálico, apenas distinguimos una distante y tenue luz que pretende ser la del desierto de Atacama con el que soñaron aquellos 33 héroes.

Después un túnel oscuro, un pasillo sobrecogedor hacen pensar al callado visitante cómo debe de ser sentir ese silencio tan opresivo durante tantos días, con nada salvo toneladas de roca sobre tu cabeza y la incertidumbre de si la salvación será algo más que un sueño. Al otro lado, la segunda instalación de Ondák para el museo, Estampida, una estancia en la que se proyecta, sobre la pared más alejada y en un ciclo ininterrumpido, una película rodada en ese mismo espacio. No, no es en directo. La estancia se va llenando poco a poco hasta albergar a varios cientos de personas, para finalmente volver a quedar vacía en una reflexión del artista sobre el movimiento de las personas a través de los espacios.

Instalaciones, fotografía, dibujos y representaciones; la obra de Ondák lleva a cabo sutiles intervenciones en estructuras sociales y culturales, cruzando la línea entre el arte y la vida cotidiana. Destaca su obra Loop (2009), que el artista hizo para el pabellón checoslovaco en la Bienale de Venecia de aquél año. En Midiendo el universo -Measuring the universe-, los visitantes a la galería registraban en las paredes sus estaturas, nombres de pila y la fecha de la visita, con lo que con el tiempo la galería llegó a acumular rastros de miles de visitantes.

Réplica de la cápsula Fénix 2 que ha colocado el artista Ondák en una galería de Oxford.
Réplica de la cápsula Fénix 2 que ha colocado el artista Ondák en una galería de Oxford.MUSEO MODERN ART OXFORD
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS