Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Conde, la sonrisa y la voz del eterno secundario

El actor muere en Madrid tras estar un mes desaparecido

Tras estar un mes desaparecido y sin que su familia supiera nada de él, José Conde (Ourense, 1955) fue hallado muerto la semana pasada junto a la populosa calle de Arturo Soria, en el distrito madrileño de Ciudad Lineal. Este actor, que antes había sido modelo, sufría problemas psicológicos y estaba en tratamiento. Fueron unas chicas las que le encontraron la tarde del pasado viernes mientras hacían botellón en un edificio abandonado muy cerca de donde residía, en la confluencia de las calles de Mesena y Añastro, según fuentes policiales.

Su verdadero nombre era José Antonio Conde Cid, pero luego se lo redujo para ser más llamativo. Fuentes policiales apuntan a que podría llevar fallecido un mes, por lo que pudo perder la vida al poco de su desaparición.

El físico, la sonrisa y la voz inconfundibles de Conde formaron parte de numerosas obras, sobre todo desde papeles secundarios de series de televisión muy diversas y piezas de teatro. Debutó como actor en el mundo de las series con Tierra de rastrojos. Su segunda aparición televisiva fue en Brigada central en el año 1989.

Entre los últimos trabajos de José Conde figuran las series Sin tetas no hay paraíso, UCO, La hora de José Mota y 23-F Historia de una traición.Una de las que más relevancia le dio fue Médico de Familia en la que era compañero de ambulatorio de Emilio Aragón. También ha actuado en capítulos sueltos de Amar en tiempos revueltos, Herederos, Aquí no hay quien viva y El Comisario, entre otras muchas.

En cuanto al cine ha intervenido en La conjura de El Escorial, Las ratas, La isla del infierno, Malena es un nombre de tango [mira aquí el tráiler], Corazón de bombón, Capitán Escalaborns y Óscar, el color del dinero, entre otras. Ha colaborado con directores como Álvaro Saenz de Heredia, Carlos Benpar y Javier F. Caldas.

Finalmente, en el apartado teatral, ha actuado en las obras Electra, Don Juan, Políticamente incorrecto y Que viene mi marido. Había estado casado y tenía dos hijos. Dominaba el inglés y el italiano. La empresa que le representaba confirmó su muerte, pero no quiso dar detalles sobre su biografía "por expreso deseo de la familia". El cuerpo fue incinerado el domingo en el tanatorio de Parcesa, en Alcobendas.

Compañeros sorprendidos por su muerte

En su larga trayectoria profesional en cine y televisión, José Conde ha compartido trabajo con muchos actores como Aroa Gimeno, compañera de la serie Sin tetas no hay paraíso. Se ha enterado de su muerte esta mañana, cuando le han enviado la noticia por correo electrónico. "Me ha impactado bastante y me he puesto a llorar", ha dicho esta actriz que compartió con el actor varios capítulos de la serie en el año 2009, en la que fue una de sus últimas apariciones televisivas. Según cuenta, Gimeno era una de las actrices más cercanas a Conde e incluso estuvo alguna vez en su casa. Por eso, no se explica qué es lo que ha podido suceder. "Era un hombre muy positivo, muy espiritual".

Como una "persona muy vital" lo ha descrito la actriz Ana Turpin, que pasó mucho tiempo con él hace unos cinco años, en la primera temporada de la serie Amar en tiempos revueltos. "Era un gran profesional en cuanto al trabajo. Cuidaba mucho los textos, trataba de dar siempre lo mejor de él. Te sorprenden estas cosas."

En esta serie, José Conde interpretaba el papel de padre del actor Cristóbal Suárez , a quien también le ha sorprendido su muerte. "Desprendía mucha energía. Aunque hacía de mi padre y por edad podía serlo, era una persona muy jóven y muy dispuesto a trabajar".