Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crónica paralela de los 30 años de Arco

Una exposición dentro de la feria recuerda tres décadas de coleccionismo y anécdotas

Arco cumple 30 años con un paseo fotográfico por las anécdotas y recuerdos que han escrito una crónica artística paralela a la que colgaba o decoraba las galerías de este evento de arte contemporáneo. Dos espacios en la feria repasan las últimas tres décadas con una selección de 200 imágenes a cargo de Andrés Mengs, uno de los encargados, a principios de los noventa, en la imagen y arquitectura de la feria a las órdenes de Rosina Gómez Baeza.

La mayoría de las fotografías pertenecen al fondo de cerca de 10.000 imágenes de la FOTOTECA-IFEMA, pero este archivo "adolecía de recuerdos de los 80", apunta Mengs, "por eso pensé en el fotógrafo Luis Pérez Mínguez". O lo que es lo mismo, un visitante incansable de la feria desde sus primeros años que ha cedido 27 versiones de la otra cara de Arco.

Un stand de 120 metros cuadrados guarda la otra parte de la memoria de la feria. Unas 30 obras adquiridas en Arco en todos esos años para las colecciones más importantes de España como una serigrafía de Richard Serra y una pieza de Juan Muñoz (ambas de la Fundación Arco), una escultura de Bruce Naumann (Colección Bergé) o un óleo de Ángela de la Cruz, candidata al Premio Turner en su última edición (Fundación Barrié de la Maza). "Se trata de dar la visión de Arco como lugar donde crear colecciones", explica Mengs.

En este espacio se exponen piezas de instituciones como el Musac, el Gobierno de Cantabria o la Fundación Arco, y de entidades privadas como la Fundación Coca-Cola o la Colección Bergé. La elección de las obras no ha seguido un criterio temático ni histórico. También están representados algunos de los fotógrafos contemporáneos de referencia, como Candida Höfer y Thomas Ruff.