Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo del Holocausto de Jerusalén digitaliza 130.000 fotografías del genocidio nazi

Esta es la primera fase para ver en la Red el sobrecogedor archivo del Yad Vashem, que ya ha puesto nombre a cuatro millones de víctimas

El Museo del Holocausto de Jerusalén se llama Yad Vashem, que en hebreo significa "memoria y nombre". Un centro contra el olvido fundado en 1950 que desde hoy tendrá mucho fácil su misión de difundir el genocidio porque ha empezado a volcar en la Red parte de su escalofriante archivo. Una colección sobrecogedora y en carne viva de la peor Europa del último siglo.

Aprovechando que mañana es el Día Internacional de Recuerdo de la matanza de seis millones de judíos y gracias a un nuevo sistema de Google, los usuarios pueden consultar desde ya 130.000 instantáneas en alta resolución y testimonios de víctimas. Hay, sobre todo, series de familias enteras (Boyarsky, Neumann, Ehrenfeld...) de antes y después de la guerra, y portarretratos, pero también imágenes de campos de concentración y guetos, algunas de ellas tomadas por soldados alemanes.

Cada fotografía se encuentra documentada con los nombres de sus protagonistas, el año y el lugar donde fue captada. Una oportunidad para que familiares de víctimas puedan revisar el drama de sus antepasados.

Esta es la primera fase para facilitar el acceso digital al vasto archivo del Museo, que ya ha puesto nombre a cuatro millones de víctimas (1,2 en la última década) cruzando datos, recogiendo recuerdos de amigos y familiares, y rastreando los archivos soviéticos. Todas las biografías se guardan físicamente en una cúpula oscura que es el centro del Yad Vashem. Tiene hueco para los seis millones de asesinados, aunque no se espera que se complete porque "de algunos", recuerda el director del centro, Avner Shalev, "ha desaparecido todo, incluso el recuerdo".

Según Shalev, la publicación en la Red de estas 130.000 fotografías "es la búsqueda de formas nuevas e innovadoras para que la enorme cantidad de información sea accesible a un público cada vez mayor". "Trabajamos para llevar a la red la herencia cultural e histórica del mundo", apunta el director ejecutivo de Google en Israel, Yossi Matias.