Análisis:CÁMARA OCULTAAnálisis
i

Otra vez la guerra

Es curioso este país, empeñado en que no se hagan películas sobre su guerra civil. La nominación a los Goya de la excelente Pan negro ha puesto de uñas a más de uno, precisamente porque está ambientada en los negros años de la posguerra. (Y han olvidado que también en parte Balada triste de trompeta.)La revista oficial de la Academia de cine, en su último número, cuenta con orgullo que durante la pasada década han sido pocas las películas que han situado su argumento en aquellos malditos tiempos, sólo 14 de 961. ¿Y qué? ¿Eso es bueno, es malo, qué significa? Si lo digo tres veces será verdad, escribió Lewis Carroll en un misterioso poema, que ha recordado Marcos Ordóñez en su última novela. Desde hace tiempo se viene repitiendo machaconamente el latiguillo de que el cine español sólo sabe hablar de la guerra civil, y aunque esté lejos de ser cierto, como la propia Academia asegura en su informe, ya no hay quien lo discuta. Hacen mella estas bobadas de censores espontáneos.

Pan negro obtuvo en el pasado festival de San Sebastián un buen éxito, y hasta un premio para su actriz, Nora Navas. Si su resultado en taquilla no ha sido deslumbrante, poco importa: ha vuelto a las salas comerciales en busca de una segunda oportunidad. Y está bien que los académicos la hayan reivindicado. Como quizás tendrían que haber hecho también con La mosquitera, otro de esos trabajos arriesgados e interesantes, que debían haber tenido mejor fortuna. Al menos, la fascinante Emma Suárez ha sido nominada por su trabajo en ella.

Sobre estas nominaciones se ha insinuado pérfidamente que si las películas de Álex de la Iglesia e Iciar Bollain, presidente y vicepresidenta de la Academia, han sido destacadas en diversas categorías, incluida la de mejor película, se debe a manejos oscuros o a babosería. Igualmente se ha escrito que los catalanes han hecho presión a favor de su Pa negre, por puro nacionalismo, es decir, como si la película no lo mereciera. ¿Pero cuándo se va a acabar esta guerra? Menos mal que de Buried no se han oído maledicencias. Ha sido la gran sorpresa del año. Puede que aún de más.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50