Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy culpa al Gobierno del fracaso de la 'ley Sinde': "Las cosas importantes no se discuten en media hora"

El ministro Ramón Jáuregui ve factible que los partidos políticos, entre ellos el PP, lleguen a un acuerdo para que prospere en la norma que busca limitar la llamada 'piratería' en Internet

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha achacado a la "incompetencia" del Gobierno del PSOE el fracaso de la llamada ley Sinde , la normativa contenida en la Ley de Economía Sostenible (LES) y que busca regular el cierre de páginas web que faciliten sin autorización obras protegidas por derechos de autor. El presidente del PP ha añadido que "las cosas importantes no se resuelven en media hora: se debaten, se hablan". Rajoy ha reprochado al PSOE que solo haya recurrido al PP "dos horas antes" de la votación en el Congreso de la polémica norma, que finalmente fue rechazada el pasado día 21 y cuyo futuro depende ahora las negociaciones que, en su trámite en el Senado , entablen previsiblemente PSOE y PP. De hecho Rajoy ha pedido al PSOE que elija a un solo interlocutor, "el que sea", y se siente a negociar.

En este sentido, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha declarado a Efe que ve factible que los partidos políticos lleguen a un acuerdo para que prospere esta norma. Jáuregui ha lamentado que "por circunstancias un poco del momento" no fuera posible que esa ley se aprobase en la Cámara Baja y se ha mostrado convencido de que lo que ocurrió, no habría sucedido si se hubiera tenido que votar unos días después. A su juicio, quizás no se había logrado en el momento de la votación un texto suficientemente consensuado en torno a una cuestión que considera muy importante: "Combatir la piratería respetando los derechos de los internautas a poder darle al botón y bajarse una determinada información siempre y cuando ésta no vulnere la propiedad intelectual".

"Ese equilibrio no lo habíamos logrado, lo reconozco, y también reconozco que tuvimos muy poco tiempo para hablar con el PP porque nuestra conversación se produjo en las últimas cinco horas del debate y eso es poco", ha asumido el titular de Presidencia. Pero sí ha garantizado la voluntad del Gobierno de abordar un proceso de conversaciones con los partidos que han mostrado disposición al acuerdo en esta materia.

Y entre esas fuerzas políticas ha asegurado que estará el PP porque ya ha mostrado al Gobierno su disponibilidad a negociar y porque se trata de un partido cuya contribución Jáuregui ha considerado imprescindible para alcanzar mayorías en el Senado. Si se consigue el pacto, ha explicado que se presentará como una enmienda global durante la tramitación de la ley en la Cámara Alta.

"Incompetencia" del Gobierno

Los reproches lanzados hoy por Rajoy se han referido precisamente a las aceleradas negociaciones del martes 21: "La ley Sinde fue anunciada el 12 de mayo de 2009, hace 19 meses. Y después no se volvió a saber nada de la ley Sinde ni de una ley más grande en la que iba la ley Sinde (...) De repente un buen día, en 24 horas, el PSOE decide que toca apoyar la ley Sinde (...), y dos horas antes de la votación, pretende que el PP le dé su apoyo a algo a lo cual nadie había querido dar el apoyo".

"Estamos a favor del derecho de propiedad intelectual, pero también estamos a favor de los derechos fundamentales de los ciudadanos, y creemos que se pueden conciliar ambas posiciones", ha añadido el líder popular, quien ha recordado que el PP presentó un texto alternativo que el PSOE rechazó.

Rajoy cree que esta ley no salió "por una sola razón, por la incompetencia de un Gobierno que no sabe qué hacer y por la incompetencia de un Gobierno que fue incapaz de captar un solo voto en el Congreso de los diputados".

Rechazo y debate

El rechazo de la ley Sinde en el Congreso ha llevado a la primera línea del debate público el periplo parlamentario y las implicaciones de esta norma, un debate que en buena medida se está desarrollando en Internet, a través del servicio de mesajería pública e instantánea Twitter.

Influyentes blogueros y creadores, entre otros el director de la Academia de Cine, el cineasta Alex de la Iglesa, se han implicado en esta discusión publica. Así, De la Iglesia recibirá mañana en la sede del organismo que dirige con un grupo de internautas para intercambiar pareceres en torno a esta controvertida norma.