Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bibliotecas de Barcelona cuadruplican el número de usuarios desde 1998

La red cuenta con 40 centros entre los que figuran las bibliotecas de las cajas de ahorros

Las bibliotecas de Barcelona casi cuadruplicaron el número de usuarios desde 1998 hasta 2010, año en que acaba el Plan de Bibliotecas y en el que se han contabilizado unos 5 millones de usuarios. Según ha explicado el delegado de Cultura del Ayuntamiento, Jordi Martí, en los 12 años que ha durado el Plan "se ha conseguido una red única, se han integrado las bibliotecas de las cajas de ahorro y se cuenta con una red de 40 bibliotecas".

En la actualidad hay 36 bibliotecas de la red en funcionamiento, otras seis en construcción (Penitents, Trinitat Vella, Camp de l'Arpa-Alchmika, El Clot-Glòries y los traslados de las de Urgell y Cotxeres Borbó). Otras tres bibliotecas se encuentran en fase de proyecto (Sant Gervasi, Joan Maragall, Cuarteles de Sant Andreu y otra de traslado, la de Les Corts-Condes de Bell-lloc).

La futura Biblioteca Central Urbana, que financia el Gobierno español y que se ubicará en unos terrenos de la Estación de Francia, se encuentra en fase de redacción del proyecto y está previsto que las obras se inicien en 2012.

20.000 visitas diarias

Del 13% de ciudadanos que tenían carnet de biblioteca en 1998 se ha pasado en 2010 a más del 46%, y este año se superan las 20.000 visitas diarias a las bibliotecas de Barcelona, ha añadido Martí.

El proceso para orientar la actuación de las Bibliotecas de Barcelona para el período 2011-2020 se inicia hoy con la realización de las jornadas Los futuros de la biblioteca pública, que tendrán lugar hasta el día 15 de octubre en la Biblioteca Jaume Fuster.

En estas jornadas participarán con sus aportaciones destacados profesinales de España y del resto de Europa en el campo de las bibliotecas, de la arquitectura, de la sociología y del mundo editorial. En los debates se abordarán las últimas tendencias y los temas que más preocupan en estos momentos en torno a las bibliotecas, y los responsables políticos podrán contrastar la realidad de Barcelona en el contexto interncional y planificar su futuro con vistas al próximo Plan de Bibliotecas.