Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una bibliotecaria experta en 2.0

El patronato de la Biblioteca Nacional confirma la elección de Glòria Pérez-Salmerón como nueva directora

Nada más aterrizar en un vuelo procedente de Nueva York, Glòria Pérez-Salmerón (Barcelona, 1958)se trasladó a la Biblioteca Nacional (BNE) para asistir al patronato que debía votar su designación como nueva directora de la institución. No hubo discrepancias. Pérez-Salmerón es una conocida de la casa, ya que ella misma pertenece al patronato en su calidad de presidenta de la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (Fesabid). Todos le dieron su apoyo y fue elegida por unanimidad. Margarita Salas, presidenta del patronato, destacó las 16 adhesiones enviadas por patronos ausentes, además de los presentes como la escritora y académica Soledad Puértolas o la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel.

La nueva directora, que hasta ahora era jefa de la oficina de asistencia en administración electrónica de la Diputación de Barcelona, aseguró que su mayor reto es preparar a la institución para "contextualizarse en la sociedad de la información". "Tienen que convivir las colecciones físicas y las digitales", indicó. Pérez-Salmerón, licenciada en Documentación, tiene una larga experiencia en bibliotecas públicas y es especialista en la llamada biblioteca 2.0.

La ministra Ángeles González-Sinde destacó de ella esta experiencia en nuevos recursos tecnológicos: "Es idónea para que esta biblioteca haga el tránsito de lo analógico a lo digital". González-Sinde explicó que se tomó su tiempo para buscar sustituta a Milagros del Corral por la trascendencia del nombramiento, pero aseguró que no había barajado más nombres que el de Glòria Pérez-Salmerón.

La nueva directora podrá elegir entre un contrato de alta dirección como el del director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, o podrá incorporarse como funcionaria de carrera. El cargo tiene la categoría de subdirección general, tras ser rebajado en el escalafón para contribuir al recorte de gasto público de los ministerios. Esta devaluación, que desembocó en la salida de Milagros del Corral, fue criticada en su día por Fesabid, que la vivió con "preocupación". "Tenemos la garantía de la ministra de que la BNE no sufrirá ningún cambio, solo la persona que detenta el cargo", manifestó la nueva titular de la BNE a pocos pasos de González-Sinde.